jueves, 18 de mayo de 2017

Volvemos al Camino, ahora el Primitivo, a partir del 9 de Junio desde Oviedo

IMG_1454[5]

Tras la experiencia que he contado en esta misma bitácora, y que realizamos Makoki, como yo mismo,  en el 2015 con la travesía del Primigenio Camino de las Reliquias que se da de bruces con el Camino Olvidado en las tierras de Omaña.por las cuales seguimos para conectar con el Camino Francés en Ponferrada y llegar en 14 días  en Santiago con 563 Km y 15.000 mts de desnivel acumulado, y tras ello embarcarnos en  ese mismo año en el Camino de San Salvador, el 2016 por una u otra razón fue un año estéril en cuanto a rutas peregrinatorias.

Quedando pendiente la de Visitar el Beato de Liébana, saliendo desde casa y cruzando todos los Picos de Europa, que a buen seguro que será una buena propuesta para salir de la gran riada humana que será el jacobeo del 2017.

Por esa misma razón un tanto tempraneros para el 9 de Junio, arrancaremos de la puerta de la Catedral  de Oviedo para cubrir uno de los intensos Caminos Jacobeos, como es el llamad PRIMITIVO, aunque el Primigenio, debiera ser el de Las Reliquias.

En nada se parecen  ambos, pero el Primitivo, que conozco al dedillo en su paso por Asturias y Galicia, todavía conserva un aire de rustica soledad caminera: caminos recios que hay que abordar con tranquilidad, albergues los justos, pero como siempre en nuestro caso sin comernos el «tarro» si no hay albergue habrá un pórtico o una zona de resguardo, y sino bar, habrá un trozo de queso y salchichón, y un ben trago de vino de bota y mañana será otro día.

Y es que viendo lo que pasa a diario por delante de casa en Villaviciosa, este años el tener plaza en los albergues va a estar reñido, por eso nos echaremos tempraneros el 9 de junio para llegar en unos 13 o 14 días a Santiago, en lento caminar  y con ganas de saborear el camino en toda su extensión caminado, pues por temas laborales de homologación de sendas pues he realizado solo etapas sueltas, y en BTT lo he hecho entero para las publicaciones en el Suplemento Campeones del Diario La Nueva España, y que ido publicando en el Blog BTT ASTURIAS, cuyas etapas iré repicando en su momento en este mismo blog.

Iré contando a la vuelta etapa por etapa, como he hecho con la Ruta de las Reliquias y  la de  de San Salvador, y esperemos que sea tan reconfortante como la de las Reliquias, por el esfuerzo, el paisaje, esa soledad caminera que ayuda a entender el camino y el paisaje y al paisanaje, y lo que son las cosas sentirse subiendo Los Hospitales, sabiendo que atrás quedan mucho kilómetros y aún quedan otros tantos, aunque eso signifique dormir en el Alto del Palo. Iremos viendo.

De momento aquellos lectores que nos siguen, aquellos amigos y familiares que nos ayudan, pues ya lo saben estaremos desaparecidos durante 14 días con estas pintas tan características, o sea que si nos ven no dejen de lanzarnos un saludo a estos dos heterodoxos, uno por caminero  y devorador infatigable de caminos, y el otro (Makoki) porque como el dice no me va a dejar solo, y también porque el hace su propio Camino Santiago/ Camino de San Miguel .

Un  T.:. A.:. F.:.  y buen Camino

Victor Guerra .:.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Camino Jacobeo por Villaviciosa. La variante Priesca-Maliayo. (Camino Perdido) (1)

IMG_4117

Conocido es que, desde antaño, el llamado Camino Jacobeo ha sufrido todo tipo de evoluciones y alteraciones, en función de muy variadas cuestiones: económicas, religiosas, políticas, sociales y hasta por efectos de las modas. eso es un hecho y es el que da esa idea de que el Camino Jacobeo, es un trazado vivo, sin que por ello se ha de perder la tradición.

Prueba de lo que digo,  es el caso histórico, que se produce en Villaviciosa, cuando se deja la villa de Maliayo atrás  y se reemprende  la etapa del Camino Jacobeo  hacia Oviedo que se supone que era el gran faro radiante del toda la cristiandad peregrina por el Norte, pues famosos eran sus trabajos por parte de la nobleza astur  para reunir todo cuanto perteneciera a santos/as e ilustres personajes religiosas cristianos, para hacer de  Oviedo la capital peregrina del orbe católico, en cuyo empreño se embarcó Alfonso II, el cual  hasta quiso subyugar la dependencia de Santiago a Oviedo dada  la importante labor que venía haciendo  con la recogida de las reliquias, y hacer de la capital asturiana un importante punto de atracción, pues era consciente del imán de poder político-religioso y económico que las reliquias tenían.

La primera variación que encontramos se haya en el tramo de Priesca a Maliayo, la importante capital de Villaviciosa, en cuyo tramo se deja notar un variación que los trabajos de recuperación histórica no recogen como tal  y echan la traza jacobita por el actual de camino, como asía hace  la topoguía de El Camino de Santiago por Asturias, trabajo de recopilación histórica, realizado en 1994 por el equipo de María Josefa Fuentes, como fedataria del desarrollo  histórico del camino   y en su publicación nada indica que haya, o hubiera habido  una variante, o una variación del camino entre Priesca y Villaviciosa, tampoco en los trabajos de recopilación histórica y cartográfica del Principado de Asturias.

IMG_4071

«Por la ladera de La Biesca, siguiendo la carretera, el Camino toca Conlledo, forma La Cruz de Beldredo y desciende a Pernús. Continúa hacia arriba por La Vega, donde se puede dejar la carretera y seguir por el camino original que se abre en la margen izquierda y, con un marcado ascenso, se dirige a La Llera.

Partiendo del collado de La Cabañona, tras atravesar el caserío de La Llera, el trazado desciende hasta Priesca. Pasada la iglesia de San Salvador, se abandona la carretera y se continúa el descenso por el Caminón, que se abre a la derecha. Casi concluida la bajada se entronca de nuevo con la carretera abandonada en Priesca y se llega a La Vega. Superada esta población se abandona nuevamente la carretera y se continúa, a la izquierda, por la margen derecha del río Sebrayo hasta la vega del río Nabla donde se tuerce a la derecha y se alcanza, tras cruzar el antiguo puente de Sebrayo, la localidad del mismo nombre, en la que se abre un albergue de peregrinos»

Aunque hay que remarcar, que las existencias de fuente documentales son más bien escasas, más allá de Tomas López o Guillermo de Schulz o Francisco Coello, y las variadas fuentes de los archivos parroquiales, tan esquilmados como «dispersos» a la hora de documentar el Camino o caminos jacobeos.

imageimage

Esta es la descripción histórica que tenemos que nadie parece plantearse que hubiera otro camino.

En mi caso, la duda  me la aportó la cartografía (Mapa Topográfico , escala 1.25.000  Villaviciosa 30- 1), la que me hizo  ver que había, o bien un error o un camino diferente,  pues en la 2ª Edición de 1999, marca con el característico símbolo del Camino de Santiago  que  llegados a la Vega el camino subía hacia La Prida  para bajar por un camino hasta la encrucijada de caminos de la Cotariza, para posteriormente subir hacia Gancedo y Bayones y virar luego hacia Calamúa para bajar por La Magdalena hacia Coro y por la AS-332  por Fuentes ganar la villa de Maliayo, y en lo mismo incide el Mapa 1.50.000 edición 2002.

Y sim embargo tales mapas no indican que el Camino Jacobeo vaya como dice la topoguía de El camino de Santiago por Asturias, por Sebrayo, sin embargo, la edición de ese mapa de 1980 correspondiente al vuelo de 1978, digamos que en aquellas épocas el Camino Jacobeo, no era una realidad para los cartógrafos del IGN, que lo obvian en toda su dimensión. Es su descargo hay que decir que en verdad aquella época nadie hablaba del Camino de Santiago, como para que este fuese recogido por los cartógrafos.

No sé cómo sería el camino de La Cotariza, hoy muy abandonado y carcomido por la vegetación y el barro, pero en la zona hay dos fuertes pontones, para cruzar las riegas, y sin embargo es muy posible que el camino desde La Vaga hasta Sebrayu, tuviera variados problemas de inundaciones.

Documentación histórica y viajera

Algunos autores más actuales, se hacen eco de este ramal de Bayones, pero nadie da detalle de donde han extraído la información, y no parece que nadie haya recorrido tal camino que desde La Prida se vaya por La Cotariza hacia Bayones.

Es difícil encontrar bases documentales precisas de trazados, y lo que nos pudiera ayudar es la concerniente a la infraestructura alberguista: hospitales, hospedería, ventas y posadas..., en los archivos de la Catedral de Oviedo constan varias veces lugares villaviciosinos como Cazanes, Maliayo un buen montón de veces, Camoca ya en 793, Santa Mera (905), Poreño, Miravalles, etc, de lo cual se desprende que la geografía caminera era amplia y no circunscrita a un solo eje, como pasa ahora.

IMG_4097IMG_4103IMG_4096
Priesca Casona de los Obaya con escudos con Vieiras

El camino parece claro, desde Colunga pues tenía como input tanto Pernús, como Priesca que parece ser la cabecera documental y así en el trabajo más que excelente de Vicente José Gonzalez García, El Camino de Santiago, a partir del su origen en Oviedo. Un camino para todos[1], nos da la referencia en la página 139, que el «Camino Francés, iba desde Pernús por la Llera, Priesca, Miravalles, Fuentes, Amandi, Camoca y Valdediós y Arbazal y Sariego»

Esto junto con la importancia capital de la iglesia de Priesca consagrada en el año 921, y en la cual parece que había dos letreros con las palabras: SANCTI JACOBI, colocados en el «arco de la capillita frontera a la nave del lienzo del Evangelio, en la faz que mira a la pilastra del mismo arquillo… y en la propia pilastra, pero en el resalto frente a la nave central, se leía el nombre del apóstol».[2]

E incide Ciriaco Miguel en que «de Priesca, por San Martín de Miravalles, se llega a San Salvador de Fuentes, que fue consagrado el año 1023 por el obispo de Oviedo Adeganeo457, con hospital de peregrinos».

Evidentemente desde La Cotariza se puede subir por Cueli, o bien por la vera de la riega del Sebrayu hacia el gran faro radiante que supone la iglesia de Miravalles, centro de atracción de todo el valle, dado su señorialidad, es muy posible que este fuera un trazado más lógico pudiendo llegar de buenas maneras a Coro por El Llugarón.

Priesca es la gran puerta del tramo jacobeo por Villaviciosa procedente de Colunga su iglesia prerrománica es coetánea de la de Valdediós (Conventín).

Estas son de la pocas noticias que tenemos sobre este camino que algunos autores como Vicente, Ana y Toño, que mantienen el blog El Camino de Santiago desde Asturias, denominan como el Camino Perdido, tal y como reflejan en su bloguera reseña Ya es primavera en El Camino Perdido.

Recorriendo el Camino Perdido
Camino Azul. Camino Santiago actual
Camino Rojo Camino Perdido



Lo mejor en este caso es calzarse las sandalias, y comprobar por uno mismo ese dichoso Camino Perdido, y anotar las sensaciones y contrastarlas con lo que hubiera podido suceder, para hacer este recorrido se tomó como base lo expuesto en la base cartográfica del IGN, el cual salvo algún que otro despiste, o cambio de trazas con la existencia de carreteras, este fue el recorrido que se realizó en un tiempo de unas 3,20 horas.

IMG_4110
Iglesia de Priecas

Lo cierto es que una vez en Priesca, llama la atención la modesta iglesia románica cuyo interior a buen seguro que es interesante, el camino que se siguió fue el que se echa abajo a la vera del rio Sebrayu, cuando en realidad para ir a la Prida, tal vez mejor hubiera sido ir por El Otero, que se pierde menos altura, que luego hay que ganar, y ya se sabe que los peregrinos son unos auténticos economizadores de esfuerzos.

IMG_4108IMG_4106IMG_4121

Una vez en el lavadero-Fuente de Santaagueda, el presumible Camino Perdido subiría por Fongabin hacia La Prida, debió de haber buen transito también entre la zona alta y la confluencia de riegas con la de Nabla.

Ya en la Prida, nada hay que nos haya llamado la atención en dinteles de casas y cuadras, que en general están exentas de cualquier marca. El camino se echa abajo a la altura de un galpón de ladrillo, y se abre paso pausadamente y con una buena traza, lo que llama la atención, aunque ello demuestra que hubo tránsitos importantes en la zona a juzgar por lo amplio y buenos firmes de los trazados.

IMG_4123IMG_4124IMG_4126

Al final nos situamos tras poco menos de 1 km en la encrucijada de caminos y encima de los pontones de La Cotariza, tanto que el da acceso hacia Bayones, como el que da acceso hacia la zona a la zona de Cueli o de Miravalles.

IMG_4128IMG_4130IMG_4134

Cogemos el camino que va hacia Gancedo, otro kilómetro de subida tranquila con buenos firmes y un trazado construido sobre piedra, o sea que estamos ante un camino carretero de buenos anchos y firmes, y no excesiva pendiente, aunque hay remontar unos 150 metros de desnivel en 1000 metros de longitud. El camino sube marcando el cumbral que marcan los valles de La Riega y de Nabla.

IMG_4135IMG_4138IMG_4139

La subida a Gancedo nos da unas buenas vistas sobre el valle de La Vega-Miravalles, con la iglesia de modo de faro radiante y la aldea de Cueli. En este sentido llama la atención el ramal que sube desde el puente Carboneru hacia Cueli, en cuyo tránsito encontramos un amplia y enorme capilla, un tanto excesiva para los modestos poblamientos de la zona, y como vía de atajo hacia Agüelle para luego bajar hacia Villaviciosa me parece un tanto trabajoso.

IMG_4141IMG_4142IMG_4143

El camino entre el barrio de Ganceu hacia Bayones, tampoco es que sea plano, en este caso se empata con el asfalto, y en un sube y baja nos plantamos en Bayones, que no tiene nada de particular, salvo que Google, al colocar dicho topónimo para la búsqueda nos remite de forma continuada a Bayone (Francia) y salvo dos modernas columnas en el frontis de una casa nada hay que nos pueda recordar a un tránsito jacobita por estas tierras.

IMG_4144IMG_4145IMG_4146

En este caso me fui de Bayones hacia la desviación de Calamua y la Llosa nueva por asfalto, aunque debiera haberlo hecho por el camino viejo. Fuera como fuera en el caserío del desvío nada de importancia, salvo que debió servir como zona de reposo, antes de coronar el alto bien que va hacia Miravalles o hacia Rales, que debía de ser otra posibilidad de camino, pero quedaba fuera de juego la iglesia de Priesca.

IMG_4147IMG_4148IMG_4150

Desde la desviación al pie de la carretera AS-330 PK6, se abandona esta para tomar un carril asfaltado que va hacia la iglesia de la Magdalena, construcción un tanto aislada, y sin que pueda ofrecer cobijo en caso de mal tiempo.

IMG_4151

El camino sigue por tramos asfaltados para ganar el núcleo de Paniceres, donde el asfalto perece y nos deja ante el camino amplio y con buenos firmes, no de piedra, en bastante buen uso que baja a cruzar el arroyo de La Vega, para subir de forma tranquila hasta el poblamiento de Solares

IMG_4154IMG_4155IMG_4156

En Solares apenas si entra el peregrino que se pasa por un lateral, camino de la impresionante iglesia de Coro, que está bajo la advocación de Santo Tomás, construcción con refugio a los costados para el mal tiempo.

IMG_4162

Hay tramos de este camino desde el desvío hasta este punto de la iglesia de Coro, unos 3 km., que nos da una imagen de la complicación orográfica de la zona, que es mucha.

De Coro se sale carretera abajo hacia el empate con la AS-332, y ya se desfila por los lugares de La Piquera, donde ya la carretera se echa abajo por Vistalegre y Migoya, pasando por San Salvador de Fuentes, que es otro del input importante en la iconografía y simbólica religiosa de la zona, y que curiosamente está bajo la advocación de San Salvador que jalona todo el sendero jacobita norteño.

IMG_4169IMG_4176

La entrada a Maliayo la hice por el barrio de la zona de Cementerio de Maliayo,

Desde Fuentes, el camino ya entra en Maliayo, tras un pateo de unos 14,8 km con una ascensión de unos 544 mts., de desnivel acumulado, que evidentemente ante los 10, 2 km y 149 metros de desnivel acumulado del itinerario de Priesca hasta Maliayo, pues dice mucho de cómo estos caminos se han ido perdiendo.

IMG_4186

Perfil del Camino Perdido
Perfil del Camino Perdido

Conclusiones
Parece quedar claro que pese a tirón de enclaves religiosos como Coro o Fuentes, e incluso Miravalles, este tramo del camino jacobeo Camino Perdido, fue perdiendo fuerza frente a la facilidad de realización del sendero de Sebrayu, que salvo la subida del Fresno y la que da acceso a camino de Carda, son los dos únicos repechos del trazado, que además presenta interesantes y entretenidas vistas, frente a un itinerario más rural que afronta diversas ascensiones, y que demás coge cota sobre el punto más bajo como pudiera ser el la fuente-Lavadero Santagueda.

Otra variante un tanto más suave, es la que plantea Vicente José Gonzalez, de que el camino iba Priesca, se supone que, por la Cotariza, para subir a Cueli y de ahí pasar a Miravalles y por el Llugarón hacia Paniceres. Esa sería otra posibilidad, pero tiendo tan cerca el punto clave de Agüelle, y poder echarse hacia Maliayo, me extraña que se fueran dirección a Coro, y Fuentes.

Está claro que por estos caseríos y pequeñas aldeas conseguir por parte de los romeros un plato de comida tal vez fuera más fácil que conseguirlo en Sebrayu , que estaría con más presión peregrina, y quitando El Fresnu, y alguna casería más el Camino Jacobeo no enhebra más núcleos.

PROPUESTA

En todo caso, sería interesante con independencia de su dureza y longitud, señalizar el Camino Perdido, como un antiguo paso jacobita que debió usar la caminería histórica de la zona para unir diversos inputs valorados por los romeros que iban de peregrinación, y que sería una lástima perder la huella de un quehacer histórico como eran las peregrinaciones de aquellos viejos tiempos.



[1] Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Principado de Asturias. Dirección General de Patrimonio Cultural y Ediciones Trabe. Oviedo 2014
[2] Miguel Vigil, Ciriaco. Asturias Monumental, epigrafía y documental, Volumen II. Oviedo 1887 

martes, 25 de octubre de 2016

Where is Asturias: EL Camino de Santiago en Villaviciosa. Unas reflexiones

Resultado de imagen de Peregrinos y  BTT asturias

Está meridianamente claro que los Caminos de Santiago, son un mina que la industria turística quiere explotar y sacar con ello el máximo rendimiento, y ha sido un filón que en algunos lugares empieza a presentar fallas, o síntoma de cierto agotamiento,  como el tener ya una imagen demasiado comercial o turistizada, aunque ello supone por otra parte un potencial mercado para otros parajes, como el astur, que tiene difícil que se le domeñe hacia ese factor de masificación, dados nuestros caminos, nuestras idiosincrasias culturales, nuestra climatología y orografía, y por tanto lo malo de unos puede ser bueno para otros, comom es nuestro caso y lo que esta sucediendo con las Veredas santiagueras astures, que funcionan en buena parte como aliviadero de aquellos hartazgos que se dan en otros sitios, como el Camino Francés. 

En cuanto al tema  del Camino en neustra región he visto y leído pocas cosas profundas y si mucxho tópico, y creo que habría que ver en profundidad el perfil del peregrino que se da en neustra tierra y no aproximaciones «acadeícas» tal al uso sin colocando un «ángel de la guardia» que siguiera, durante un par de etapas a distintos perfiles de peregrinos y  y se pudiera constatar de «pe a pa», que hace, como lo hace, cuanto come, cuanto gasta , etc... aunque en ese sentido las redes sociales nos ayudan en parte a lograr ese objetivo de ver los comportamientos internos dentro del Camino por parte de los peregrinos.

Pero uno que está al borde del Camino en Villaviciosa, puedo decir lo ve todos los días, y puedo intentar descifrar losdistintosperfiles de peregrinos que pasan por Villaviciosa, los cuales no responden a los criterios de perfil que se manejan en otros Caminos, el nuestro tiene una singularidad especial, y es que estamos  todavía ante  un camino «salvaje» un Camino en buen medida como los de antes, donde se sufre, donde las compensaciones a veces son extraordinarias, en paisaje y en el ambiente social, muy duro no cabe duda, pero en donde aún se puede percibir que no hay presión socia economica, y donde  los peregrinos viven un axioma muy de la Villa, algo así como «vive y deja vivir», todavía el Caminante, el Peregrino, no es objeto de «saqueo» ni es un trajeta bancaria con patas.

También porque como pueblo no tenemos esa mentalidad, y no hay nada más que verlo en el trato que como sociedad hacemos de nuestros paisajes, de nuestros caminos, de nuestras señalizaciones, una comarca como la nuestra (Comarca de la Sidra)  debería ser un espejo  en el cual se miraran otros pueblos, pero sin embargo apenas si tenemos una par de caminos señalizados y están que se los come el lobo. Digamos que nos creemos en lo que tenemos. y que vivimos como al margen de todo ese entorno.

Hace días que he venido de Ainsa (Huesca) donde un paisaje desolado, pero con infinidad de caminos, el pueblo se ha creído su propia historia, donde los comerciantes, algunos se implican en la conservación de los caminos..., pues bien toda esa apuesta , ese esfuerzo  hoy se ve recompensado, porque toda una comarca con la poetente industría a sus puertas, pero que no vivce de ella, es capaz de vive de los caminos, de los senderos, de las rutas de bici, del enduro.. parace mentira pero es cierto,. Es la mentalidad lo que lo hace posible.

Pues aquí, en Villaviciosa esta mañana de Octubre del 2016 de la mano de Caja Ruralde Asturias, una iniciativa que no sé ni  pronunciar Where is Asturias, presentaba en un Café mañanero, sus recetas de comercialización yde trato para, sacar rendimiento al paso de peregrinos por nuestra Villa. (VIllaviciosa)

Resultado de imagen de Vereda de Heterodoxos

La verdad es que la pequeña sala en la que nos congregamos estaba llena, aunque no era muy grande, pero las recetas aportadas además de lógicas y naturales dentro del sector de la planificación turística  estuvieron digamos que en parte acertadas, aunque tal vez habría que enseñar: qué es el pescado,  antes que lanzar el anzuelo al agua, 

Creo que debería en Asturias y en la Villa  ser necesario realizar una apuesta a punto del Camino, su significación, su estructura, sus perfiles, y este como motor economico, y debiera hacerse tanto entre los comercientes como entre la población en general, para que los «peregrinos» no fueran esas gentes que pasan por nuestras calles y se les vea como «indigentes».

Esa  divulgación debería hacerse en base a exposiciones y muestras históricas de qué era y es el Camino,  de los que significó y puede significar , y en ese sentido Villaviciosa está perdiendo el tren capaz de pilotyar  esa posibilidad, y ya lo he dicho más de una vez, que Villaviciosa con Capistrano o Valdediós está perdiendo ser el  eje del Camino Jacobeo por el Norte, con el emplazamiento de un Centro de Estudios Jacobeos de los Caminos astures. posibilidades no le falta, potencialidades las tiene todas, y sobre todo cuenta con un motor imprescindible que es su alcalde que puede hacer mucho por esa labor, pero hay que colocarse detrás y empijar y exigir que se pilote es potencial barco.

Pero todo ello debe hacerse desde el concepto de la singularidad, pues además la historia ya nos demostró, que los Caminos Astures son «diferentes» son «singulares» y las recetas no pueden ser genéricas, y no se pueden realizar en base a extrapolar los parámetros del Camino Francés, porque eso es otra historia, otra dimensión.

Debemos saber cual es el perfil que peregrino que nos visita,  cual de ellos preferimos y apostamos, y  darse cuenta que nosotros no somos gallegos, en tanto que nos falta visión, ni queremos tenerla, porque esa nace de la necesidad y se nota en cosas tan nimias , como even en cualquiera casita de cualqier lugar de galicua una msesa con un sello en una  al pie de una casa, en base a la voluntad por el servicio, y como diría las señora bienvenidas son las propinas, pues al final hacen un montonin, 

Pero aquí eso es raro y extraño, tal vez porque pesa nuestra culturización como hijosdalgo, aunque pobres de solemnidad,  y esa hidalguía astur tan mal entendida creo que nos ha hecho inmunes a ciertas consideraciones, tanto es así que durante  el recorrido por todala  la franja costera asturiana jacobita , no se ve lo que se presenta  en la zona del Caserio de Fresno ( La Casina del Fresnu,) cuyo propietario ofrece a los caminantes peregrinos un lugar de reposo, gratis y a todo confort. EL Peregrin Cansau


Esa es la mentalidad de solidaridad, de saber que es lo que pasa por delante de tu puerta y sus necesidades, si un día ese propietario de la Casa de Aldea monta algo para los peregrinos, acertará, porque sabe perfectamente con quien convive, y no es que venda su casa a los peregrinos, porque generalmente suele estar llena y esd ealquiler completo. Pero da un servicio y realiza una animación interesante una interacción entre la Casa de ALdea  y el Refugio del Peregrin Cansau.

Por tanto en la recetas que hoy nos dieron en la charla, creo que faltó hablar de esa singularidad de los Caminos Jacobeos Astures, de los perfiles de sus usuarios y consumidores, que no se trata de asaltarles, sino de saber que papel juega Villaviciosa,saber sí es un destino, como tal enclave. o es un lugar de paso.

Y en ese sentio habría que determinar que lugar se quiere que ocupe  Villaviciosa, en el plano jacobita, sí un destino, final y principio de una etapa, o por el contrario un lugar de paso, Esto que parece una tontería debe determinar las politicas de actuación, y de eso no hoy hablar para nada.

 Se habla de menus  pantagruelicos, y de un buen montón de dineros, y si se funciona como lugar de paso tal vez hacer de un platin de fabes y dos culinos a modo de “"«tapa gallega de pulpo» una cosa imprescidimble si se pasa por Villaviciosa, eso sí  a buen precio esto pudiera ser un buen aliciente para proseguir el camino hacia Gijón o a Oviedo, con la sensación de que se ha probado toda una «delicatessen" de la Comarca

Si en cambio se plantea la cuestión como destino, pues el afloramiento de nuevas modalidades de alojamiento, que es ya una necesidad real, puedo decir que como peregrino y como consultor turístico que Villaviciosa se la está jugando, en tanto que ese punto de destino pueda quedar fijado en La Isla  y zonas como  Priesca y Sebrayu, o La Parra- Casquita y Nievares, pueden empezara jugar otros papeples importantes en cuanto haya buen alojamiento  y algo de restauración, quedando  la Villa como un lugar de paso y accesorio, el juego de esas virtualidades debe ser analizado para una correcta actuación de promoción.

Eso sin olvidar que esa singularidad no puede consistir por ejemplo como nos exponían  en abrir la iglesia para una misa mañanera, sino muy al contrario  «vender» la Oliva como historia y explicarla, pero también Amandi como ejemplo hermético, sin olvidar  que  a unos kilómetros de todo esto está un excepcional  ejemplo de cultura europea, como es el Conventín de Valdedios, y el Monsaterio adyacente. Pregunto: ¿Cuantos peregrinos se  han desviado su camino al oír habla de esos enclaves o proque en la villa les han conmvencido de que la etapa noes La Villa -Gijón. sino La Villa-Oviedo y que el sumen de todo ese trayecto es Valdedios.

Ahora que el monacato esta activo, tiene ese reto hacer de Valdediós un auténtico enclave dinamico  del Camino de Santiago.

En fín queda mucha tarea  y mucha reflexión al respecto, hoy fue un entremés, y debiera haber platos fuertes de reflexión profunda, con conocimiento y causa.. 

Gracias a Caja Rural de Asturias y a Where is Asturias, por al menos sugerirme, con su café jacobeo, actualizar este pizarrón que tiene como asignatura pendiente concluir el relato del periplo peregrino del Viaje de las Reliquias.

He dicho el que quiera oír que oiga

Victor Guerra

sábado, 18 de junio de 2016

11ª Etapa: SARRIA–GONZAR 32 km (Camino Francés)

IMG_0847

El día tras un largo e intenso descanso, digamos que no empezó muy bien, Maki, se levantó primero y por aquello de no recordar la movida de la noche anterior se apresuró en la salida del albergue del Convento de la Magdalena, y dado que yo iba a fotografías el cementerio de Sarria, comentó que nos veríamos en el primer bar para desayunar.

EL Cementerio de Sarria, no es ninguna maravilla, y reproduce pues los clásicos esquemas de los cementerios de las grandes poblaciones, la permanente reconversión de los enterramientos, en una mezcolanza extraña de nuevos mármoles y figurillas en compañía de los viejos nichos que se encastran desde tiempos ha en los muros del cementerio. Algún resto queda de los vetustos enterramientos, sencillas tumbas jalonadas con las cruces de hierro fundido, o aquellas otras delimitadas con láminas de negra pizarra, a modo de pequeñas parcelas, lo cual es significativo.

image

vez fotografiado el camposanto en medio de una densa niebla, al retomar el camino hacia Sarria ya me di cuenta que las marcas santiagueras nos echaban al camino antes de alcanzar las primeras casas de Sarria, y teniendo en cuenta la bajada que había, mucho me temí que Maki hubiera tomado las de Villadiego camino adelante, baje hasta casi la mitad de la rúa de bajada de Sarria, entrando en todos los garitos buscando a Maki, pero este no estaba en ninguno de ellos

Sarria-GOnzar

Por tanto, me estacioné para desayunar lo mejor que pude, viendo salir de Sarria a los rezagados, mientras los contemplara y reflexionaba sobre las prisas del Camino y sus caminantes, me vino a la memoria el viaje anterior, en el cual había dormido a la salida de Sarria al lado mismo del Camino, y cuando no había aún amanecido pues ya el personal transitaba por la zona con frontales, dándome la tabarra, pensando que me había muerto o algo así.

La verdad es que esta parte el priscilianista camino es bonito y muy sugerente, por lo cual hacerlo solo, tampoco se me hacía pesado, y más sabiendo de que Maki, ya estaba enfilado hacia Santiago, pues aquí con todo señalizado y con bares de por medio, no había pérdida, estaba en su salsa.

Tras unos primeros kilómetros, que fui solo, al final fi rebasando a los fatigados jacobitas a través de la densa arboleda donde se codea el pino y el roble, a estas alturas de la ruta ya se empieza a notar un cambio en el semblante del personal jacobita, se deja notar el turisteo santiaguero, y la presencia de grupos, sobre todo «guiris» es importante y su potencia se ve en las indumentarias, en la potencia económica que muestran en los bares, pidiendo botellas enteras de vino Rioja de primera calidad, es a los que vemos a lo largo del Camino recostados en los oasis del Camino, chiringuitos jacobitas, con sus músicas relajantes, sus hamacas, etc; lo cual rompe con la austeridad del camino que venimos haciendo.

IMG_0918IMG_0921IMG_0967

No se puede negar esto es la modernidad y la parte comercial del Camino que algunos tanto odian, aunque entiendo que con este barullo turístico aquellos que quieran un Camino más iniciático, lo tiene un poco difícil, pero los territorios hacen de sus entonos un producto turístico y Galicia siempre lo ha sabido más o menos explotar.

En esta etapa pude ver «como ponían de nuevo camino» o sea como los servicios de limpieza recogían las papeleras de este «restaurado Camino a modo de Senda Verde» y como se hacían con los clásicos muestrarios de pañuelitos que se quedan en los caminos tras las meadas de las féminas, y digo fémina, por lo apartado del lugar de la micción.

IMG_0988IMG_0841


Las marcas blancas y amarillas y la diversa señalítica que jalonan el camino se suceden en el transcurso del trazado sin mucho orden y concierto, en ocasiones vemos como los hitos se van llenando de multitud de piedrecitas y recuerdo a modo de cifrados mensajes, lo cual en parte se complementa con unas interesadas ofertas de productos para el camino median un óbolo, como el que encuentro al poco de empezar, como el puesto que mediante un cartelito reclama una ayuda puesto que el penitente/a que debe dormir a pierna suelta en una tienducha de plásticos de al lado, piensa peregrinar a Roma.

IMG_0851IMG_0852

Los grupos aparecen entre la bruma por las aldeas de As Paredes y Vilei, y el Loureiro ya en la parroquia de Barbadelo, hasta ganar Rente, donde encuentro a Maki, en plan de ver pasar el mundo, pasamos A Sera, cruzando la carretera LU-P-5709 y volvemos a los tramos de caminos y corredoiras para cruzar la LU-633 a la altura de Sistelo, ganando la aldea de Peruscallo siempre yendo al Oeste.

El camino lo voy entreteniendo con la entrada en los cementerios y en las pequeñas ermitas, abiertas algunas de ellas para el auto-sellado de pasaportes santiagueros, y como no entreteniendo el tiempo y pasaje caminero con la realización de fotografías, varias y variadas, como la del macho equino que muestra trazas y pujanza, o la fuente coronada con aquellos viejos símbolos jacobeos del 92, pasando mojones en los que cada uno va dejando sus variados mensajes.

IMG_0911IMG_0958IMG_0914

Los caminos nos presentan el urbanismo latifundista gallego, con sus múltiples parcelaciones y sus peculiares casas y casonas, coronadas con los hórreos gallegos, tan singulares como peculiares, o las berzas que se esparcen por las huertas a modo de densos palmerales.

Durante el camino coincido con una italo-australiana, con sus muchos años y arrugas tirando de su mochila y arrastrando como otros muchos sus bastones. Todo es motivo de objetivo fotográfico, las vacas, las corredoiras y esa neblina que lo envuelve casi todo.

Llegamos al mojón del km 100, lleno de pintadas, mensajes y piedrecitas, no se sí creerme el tema del 100 km, dado como han mojonado las distintas diputaciones, pienso que un mojón tan institucional debería tener otro porte, pero en fin para no creérselo un poco más adelante otro que indica que es el 100. 

En Ferreiros, nos vamos encontrando los tropecientos mil jacobitas y algún que otro heterodoxo, pues no en vano viene a ser algo más de la mitad del recorrido de hoy, y los grupos como digo se van haciendo más densos, por el camino va cayendo alguna Estrella de Galicia, y es donde observamos que el personal se afana con las botellas de agua, y salir con la mochilita de la merienda para ganar su peculiar jacobeo.

IMG_0877IMG_0875IMG_0904

Toca descanso rodeado sobremanera de elemento femenino, que lo invade todo, digamos que este Camino está siendo de las mujeres, las hay por todos los lados, de todas las nacionalidades, de todas las edades, sigo encontrándome con el grupo de ingleses/as con el que he coincidido desde el principio, pues a pesar de mi calmo andar y fotografiar, al final tras sus carreritas me los voy topando aquí y allá, como en este caso en el restaurante-albergue y gastro-bar de Mercadoiro en Paradela, donde paso a comer, pues Makí se ha ido trazado adelante por aquello de que se le hacía duro mi parsimonia caminera.

En Mercadorio, pruebo un buen trozo de empanada gallega, mientras observo los grupos y me deleito con las «vistas» que ofrece una madura inglesa que parece interesada en mi persona e indumentaria, pues no tiene claro si soy judío o u preboste musulmán, o un chalado del Camino, y como parece interesada en los Cementerios, en algunos de ellos hemos coincidido, poco a poco vamos intimando y como el idioma juega en nuestra contra ni yo sé inglés ni ella castellano y el grupo pesa más de lo que desearíamos, pues la invito a mi mesa y deleitarse con la empanada mientras su comanda se elabora, a lo cual accede pese a las risitas y puyas de sus compañeros de camino, pero la glotonería o el hambre hace mucho.

IMG_0955

Salimos juntos del lugar y tras unos escarceos por el entorno religioso y funerario rural, cada uno se reincorporó a su rutinario andar, ella con su grupo y yo sumido en la soledad del trasiego priscilianista, y la gran labor que tendría en estos tiempos el Obispo de Avila, por estos pagos, cuando me doy cuenta una pintada me dice que entro en Vilachá , y su Monasterio de Loio que no veo indicado y que me pasa desapercibido pese a su importancia , pues en la capilla se dice fundaron 12 caballeros las Orden de Santiago, para la defensa y control de la peregrinatio.

El Miño se deja oler, pues la densidad del río aporta más humedad si cabe a la zona y tras dejar atrás Pacios, se cruza el largo puente que da acceso a Portomarín, no sin antes observar paisaje y paisanaje, el primero viendo como las basuras crecen al lado del Camino, ya no son los pañuelitos, ahora ya son restos de comidas, botellas, etc, y no hay mucho servicio de limpieza por la zona, y el paisanaje cada vez le vemos más de sport.

IMG_0908IMG_0926IMG_0986

Al cruzar el puente hacia Portomarín, se ven las antiguas barriadas de San Nicolás y San Pedro yacientes bajo las aguas embalsadas del Miño, lo que sucedió en 1960, y por cuyo motivo se desmontó medio pueblo para edificarlo ladera arriba, lo que se hace duro tras cruzar el puente y tener que enfrentarse a la gran escalinata para dar por concluida la llegada a Portomarín, cuya iglesia fortaleza impresiona.

A la hora que llego, sobre las 4 de la tarde, no hay casi nadie por la calle y más con la solana que cae, algunas terrazas de restaurantes se llenan de extranjeros, dando cuenta de suculentos condumios, mientras se interrogan qué coño hago fotografiando piedras, más allá de los capiteles, ignoran mi interés por las marcas de cantería, que me lleva un buen tiempo recoger cámara en ristre. En eso, que siento que me llaman a gritos, de nuevo el grupo inglés, se instalan para comer y me invitan a comer o a tomar una cerveza y me piden les explique qué coño hago frente a las panoplias de los muros de Portomtomarín.

Acepto la Estrella de Galicia, y como no nos entendemos mediante el tema idiomático, les enseño las fotos de las marcas, y les menciono a los Freemasons y la curiosa escena de la orquesta musical de la portada de Portomarín.

IMG_1003IMG_1002IMG_1015

Quedan extrañados, y me preguntan por mi condición y cualidad, y uno de ellos se fija más en bordón y los colores y números que lleva cada cinta que corona mi vara de bambú, me guiña el ojo, me hace el signo de MM.:. y nos reconocemos como tal. Genial al final de la cerveza sigo mi camino, a pesar de su invitación de quedar con ellos unas horas más, pues ellos se quedan a comer, puesto que para su grupo Portomarín, es lugar de parada y fonda. Algunos ya van muy tocados de ampollas y rodillas.

IMG_1053IMG_1039IMG_1043

Que diferencia de la vez anterior de cuando llegué a esta localidad ya casi anochecida, el ambiente luces y del propio paisanaje, gozando del entorno que de noche es impresionante, también entiendes como ha nacido la industria del taxi-jacobita, pues de los maletones que transportan salen los vaporosos o cursis vestiditos de noche con que se cubren las guiris para cenar o tomar vino. Es toda una paradoja.

Ahora Portomarín presenta otro aspecto y hasta parece que pese a la buena oferta de restauración la cosa va de crisis y se nota en la presión por hacer sentarse al primer peregrino que pase por delante de sus terrazas.

Sigo mi camino pegado a la carretera LU-633 que se hace me hace un poco monótona, tal rota con algún que otro vericueto por las carbayeiras gallegas, la verdad es que el Camino en esta zona ofrece pocas variantes a recorrido paralelos. Por tanto, el objetivo es llegar a Gonzar, donde nuestro Angel de la Guarda (Noemí) ya nos ha reservado litera, en el Albergue Casa García y donde encuentro confortablemente instalado a mi hermano Maki, que me ayuda deshacerme de la mochila y acercarme una fresca cerveza.

IMG_1055IMG_1058IMG_1057

Tras el reposo, aprovechamos el tiempo para lavar algunas ropas, más que nada para quitarles el sudor y los olores del día, y el polvo del camino, y hacer tiempo para la cena,

Yo quería cenar en el Albergue que ya conocía, pro Makí propone que lo hagamos en un otra bar cerca de la carretera, y que dan tapas y raciones, y como tenía empeño, pues tras tomarnos nota y darnos el homenaje de una cerveza, vino muy solicito el duelo con la política de que cliente sentado, comensal seguro  . Veo como evoluciona el posadero, y le tiran más los grupos y las señoras que dos comensales en una esquina, le hago señas de que ya llevamos un rato y no pone el mantel, otro buen rato y trae los cubiertos… Makí se da cuenta del error de la elección, y cuando el ufano posadero  viene tras casi 4o minutos de mariposeo por la sala, se levanta le deja los dineros de la cervezas y nos vanos con cara de pasmo del señor, pero parece importarle poco, pues a la espera hay otros cuantos incautos.

Nos vamos a la cocina del Albergue menos ruidosa y mas confortable  y masificada, y cenamos en la misma mesa en que la dueña y señora de la casa estaba cenando, una de esas viejas mesas gallegas en las que cabe un mundo de gente, y donde contertulianos con la buena señora, que recuerdo de la vez anterior.
IMG_1066IMG_1065IMG_1060

En fin, damos por concluida una etapa más de unos 32 km. Y 1080mts de ascensión acumulada, pese a que el territorio parecía plano.

Fotos de la Ruta:

Mañana Gonzar-Melide, y por fin las buenas raciones de pulpo.

Victor Guerra