miércoles, 14 de octubre de 2015

1ª Etapa OVIEDO -ARROJO (Ruta de las Reliquias) 36 km

  IMG_9288
Los integrantes de esta viaje (Víctor Guerra y  Jose Javier (Maki)

Los Camino y las Leyendas son inseparables

Introducción.
El interés religioso del viaje estaba claro que no era un requisito, Maki no sé en lo que cree, y yo soy un agnóstico practicante y masón, y nuestro objetivo no estaba en cumplir promesa alguna, más allá de alguna plegaria en alguna densa carbayeda gallega.

Y la verdad que hacer El Camino, o estos largos Caminos siempre tiran de uno, y no precisamente para salvarnos del condenación eterna, sino por las fuerzas que tiran de nosotros por conocer lugares, experiencias nuevas y gozar del paisaje, y de también en mi vaso fue importante la experiencia de ir recobrando una parte de nuestra propia historia al transitar por las veredas de los segadores astures camino de las tierras leonesas para ganarse el pan por una peseta, o transitar por caminos de arrieros y ganaderos trashumantes, de Extremadura a la Babia y viceversa, o incluso llegar a sentir esa tenue experiencia seudo mística de vivificar ese quehacer de tantos otros, que antes que uno, se han echado al Camino, en pos de Santiago de Prisciliano o de Susan Corda, que más dá, lo que vale es la experiencia del propio viaje y su contornos, religiosos, étnico, antropológico son una parte de esa experiencia.

Con todo ese totun revolotun salimos de casa para afrontar durante 14 o 15 días una dura travesía hacia Compostela

La obsesión del peso

Desde hacía ya unos días la tensión por echarse al Camino era grande, y la mochila había sido echa y desecha un ciento de veces buscando el peso ideal, ya se sabe siempre sobra o falta algo. Es inevitable. Por otro lado mí propio peso no me preocupaba mucho, pues como los viejos montañeros, sabía que con los días el cinturón iría avariciosamente ganando agujeros, o sea que por ese lado no había que preocuparse, el resto adecuarse a pesos y correajes, botas y sandalias, y además tanto ajustar y luego resulta que me sobrecargaba con una Canon 550 y dos potentes objetivos.

IMG_9276IMG_9282IMG_9303
El Trayecto
La preocupación del trayecto a seguir tampoco presentaba, al menos hasta el Puerto de Ventana, mucho preocupación pues nuestra particular Vereda de los Herejes, estaba clara, pues los cronicones de la época nos hablan de que las Reliquias de la Cámara Santa de San Salvador entraron por el valle quirosano, supongo que aún no debía estar muy armado en el paso por Puerto de Pajares, amén de los caprichos de feudales y terratenientes , como veremos para que pase o no pase un camino o vía de comunicación por sus tierras, que así también se escribe la historia de la comunicaciones astures, y que no se comprenden muy bien cuando ve que hay una seudo pista carretera desde Ventana que baja por el valle de Quirós que está olvidada, o que hasta el Puerto de Piedrfita  llegó una carretera y que quedó muerta en el alto.

Además el trayecto escogido para acercarnos al Camino Francés desde Asturias, lo tenemos marcado como Ruta de las Reliquias (GR 207) y se supone que ese fue el trayecto para traer hasta la esotérica cumbre del Monsacro por mandato de Alfonso II, y hasta esa cumbre rota por las tormentas de rayos y truenos, y hasta donde llegó una extraña cosecha de reliquias: huesos, telas, maderas y joyas,  que estuvieron unos años escondidas, supongo que  por aquello de las presiones musulmanes, y es de suponer que por mor de la propias luchas entre godos y visigodos, que al final  todo ello fue lo que conllevó que tales “reliquias” terminasen en tan esotérica cumbre, coronada por dos capillas una de ellas de planta octogonal que parece fue dedicada a Santiago, y  cuya presencia y leyenda nos habla de Caballeros Templarios. 

Luego tales reliquias serían trasladadas a la Cámara Santa de San Salvador. Que es otra larga historia.

Decir que la cumbre del Monsacro se guardó de nuestra vista en casi todo el trayecto, emboscado como estuvo en una densa nube todo la santa mañana, y bien lo siento porque estoy convencido que este enclave fue visitado por los templarios más místicos procedentes de Astorga y Ponferrada, y tiene más significación de la que se suele contar, y para este viaje hasta hubiera sido interesante haber subido y estar allí unos momentos, pero eso ya es otra historia ..

Por tanto, nuestro trayecto al menos en lo que se refiere a la primera y segunda etapa , estaban jalonadas por dos marcas del GR 106, por un lado las de San Melchor, (otro santo y sus reliquias, personaje que anduvo por Japón, y que tiene su sede y lugar de peregrinatio en el pueblo de Lindes, en el valle de Quirós, y luego otras marcas también de GR , el 207 que van a Ventana, y ambas señalizaciones  con bastante abandono en su mantenimiento.


Mapa de la primera etapa 

En ese sentido todo ello me lleva a aseverar lo herejes que somos los astures, en otras latitudes un camino como el de Oviedo a Lindes, sería toda una peregrinatio que tendría su particular credencial y una evidente y razonada explotación, pero como saliendo de los predios de la Regenta eclesial ovetensis, lo demás es puro paganismo, pues el supuesto santo camino de San Melchor es un GR más, el Monsacro un monte cuasi mágico sin que tenga más peso e historia, y el Aramo y Quirós tierras de extrañas, con presencias y personajes, y lo del Camín de las Reliquias una excusa para marcar otra ruta montañera, y colocar un placa en una extraña ermita en honor a Jovellanos.




Fuera como fuere, el trazado tampoco presentaba para mi, mucha preocupación, pues el track de GPS, y el conocimiento previo de la zona, al tener que evaluar hace años recorridos y señalizaciones como técnico en senderos, y junto a la bonanza climatológica para la semana, aseguraban una buena tanda de etapas, largas y duras pero con buena visibilidad, y como la emoción de la aventura digamos que nos embargaba no había impedimentos para echarnos al Camino.

IMG_9353IMG_9301IMG_9393

PARTIMOS DE SAN SALVADOR, CATEDRAL DE OVIEDO.

IMG_9268IMG_9275IMG_9272

Tras encomendarnos con agnóstica plegaria a nuestro santo particular el hereje obispo Prisciliano aunque no por ello dejamos de mencionar, por no hacer de menos a Jacobus, más invención que realidad, nos autoproclamamos como viajeros de la Vereda de los Heterodoxos, armados con credencial peregrina mucha fuerza e ilusión.

 Uno (Maki) sumido en la ignorancia de lo que tenía por delante, a modo de un pasota Americ Picaud en su viaje compostelano, por cierto amante del zumo de cebada,me refiero a Maki) y que en Riello tuvo su gran momento al ver una pizarra de San Miguel con el menú, y le vino la revelación de que sino llegábamos a Santiago al menos el habría cumplido con San Miguel (cerveza que patrocina el Camino), pues por el camino habría cumplido sobradamente con la consumición de tal zumo y sellado de bares y les enviaría la credencial al memos para que le regalasen una caja de cerveza San Miguel,.

Y luego el otro, el que suscribe, con muchas dudas sobre algunos tramos de los trazados, y con una preocupación mayor que era saber sí mi Hermano (Maki) conseguiría llegar, ya que no está de caminar tanto, ni de llevar mochilas, y tampoco estamos ambos de convivir juntos, pese a ser hermanos, y sus dolencias son muchas, aunque la adolonta, el diazepan.. hicieron que su viaje fuese soportable. Esas eran las condiciones y las contradicciones que tenía por delante este viaje.

IMG_9297IMG_9296IMG_9298
familiares y ante la estatua de Santiago en San Lázaro

Llega el momento de la partida.

Tras la presencia de algunos familiares cercanos, mi hermana Marta, y la hija de Javi, mi hermano (en adelante Maki), y los amigos bicicleteros Javier Dolado y Fernando López, otro se habían dormido, enfilamos nuestra Vereda por las calles de la Rúa y Cimadevilla de para enlazar por el Campillín con el barrio de San Lázaro, y de ahí de cabeza a la Senda de Fuso de la Reina, porque me parecía que irnos a Peñerudes por Bueño y Palombar era meternos en tráficos, y carriles, y mejor hacerlo por la Senda Verde de Fuso, hoy creo que fue una equivocación, y sobre todo al ver cuando que la carretera nos subió a la Mortera de Peñerudes, lo cual creo que lo más sensato era haber entrado por donde está trazado el GR, o los Anillos Ciclistas por Bueño a  Palombar arriba y a Peñerudes.

En la Senda de Fuso, el personal mañanero nos miraba un tanto extrañados, pues ver dos paisanos, uno vestido de paramilitar (Maki) mi hermano, y yo en plan medio de montañero, con bordón y sombrero vaqueiro, y ambos con las características vieiras que nos habíamos comido unos días antes en la Sidrería Bedriñana de Villaviciosa, pues a esas horas hacíamos una pareja extraña para mentes urbanas poco acostumbradas a ver peregrinos, y menos por esos lares.

IMG_9306IMG_9318
Un momento de descanso en la Senda Fluvial de Fuso La Reina

En cuanto a la vieiras decir que en realidad todos los peregrinos o viajeros que van o vamos a Compostela la solemos llevar, y solo deberíamos portarla aquellos que hubiéramos  llegado al Campo Stelae, y llevarla en señal de que se estuvo en la capital espiritual clunista de la Gallaecia; pero como ahora no hay retorno, pues la llevamos a modo de pin-enseña jacobita más en la ida, porque en general no hay retorno, al menos andando, aunque alguno vimos.

Comenzada la andadura por la Senda de Fuso, que Maki no conocía, la cual pese a sus bellos entornos se hizo larga, y hasta hubo momentos en que las botas se nos hicieron incómodas, está claro que el mejor calzado para los Caminos con este tipo de firmes, digan lo que digan, son las sandalias montañeras, aunque no era plan de sacar, de buenas a primeras, la sandalias y pensar que tendría que cargar con las botas en la mochila.

O sea que fuimos andando mientras le contaba a Maki, la historia de esta Senda Verde de Fuso, y con la fresca y la sorpresa del personal circundante, que presentaba sus mejores bodys y prendas en esto de estar en forma, llegamos a Fuso de la Reina, de forma tranquila sin que Maki le quitara un ojo a los riachuelos como el Gafo, por aquello de la raza de ser buen pescador. Digamos que echaba y echó durante todo el viaje a Compostela, el poder tener a su merced un buen sedal a mano.

IMG_9313IMG_9314
Río Nalón y Estación de Fuso La Reina

En Fuso se impuso un descanso, aunque el bar estaba cerrado, lo cual nos sucedería muchas veces, no teníamos el don de la oportunidad y el que estaba más adelante estaba en el arranque de una cuesta por lo cual preferimos no pararnos.

Maki que no está de estas lides andariegas y menos peregrinatorias, preguntaba por qué carajo no íbamos hacia la Senda del Oso, o sea hacia Trubia, y nos quitábamos de en medio el tener que ganar la torre de Peñerudes que ya dejaba ver su destartalada estela de bastión guerrero. Sonrisa socarrona por mi parte, ante la ignorancia del interfecto, que no sabía lo que le esperaba aún al menos durante los primeros siete días.

Cruzamos pues, las vías del FEVE aún en funcionamiento y enfilamos hacia la Mortera de Peñerudes, en el trayecto tentado estuve de bajar hacia el cruce de la Casa del Malato que veía debajo de mí, pues tal lugar que recuerda la existencia de un pequeño hospital, es parte esencial del trabajo que hice en el diseño y marcaje de los Anillos Ciclistas, pero por no meterme en líos, subimos a la Mortera tirando de los 10 kg de mochila y cámara de fotos. Eso sí, buscando la sombra a cada minuto, y viendo desde nuestro recorrido por debajo de nosotros, allá abajo el enclave de la Casa del Malato, ahora empezaba a entender algunas cosas de trazados y caminerías.

De la Mortera hubo que bajar a coger cuestarrón que sube a Peñerudes, enclave que debió ser un buen bastión a juzgar por su emplazamiento. En cuanto ganamos Peñerudes, a nuestra vista se presentaba la mítica Sierra del Aramo, que recorreríamos por su vertiente occidental durante un buen pedazo de tiempo, atrás como digo la eclesia estructurante de Ovietus, y ante nosotros las aldeas plagadas del más puro paganismo astur, pragmáticas ante tanto invasor y salvador fuera godo, carolingio o musulmán..

En Peñerudes, (El Campu) el bar, junto al fontarrón presidido por el lavadero, nos dio un respiro, esto sería una constante en nuestro viaje las fuentes y los lavaderos, los cuales, en este caso, dieron cobijo a nuestras cansadas piernas de tanto botear por asfalto, y a cuyo emplazamiento llegamos a eso de las 2 de la tarde, con 16,7 km recorridos, y tan solo 850 mts de desnivel ganado.

IMG_9328IMG_9324IMG_9332

Sacamos las viandas, un poco de pan comprado en el bar, pues la pelea con los panaderos va a ser otra constante de nuestro viaje, o habían pasado o pasarían más tarde. Cayó pues en esa entretela, una lata de paté, algo de salchichón  y alguna otra delicatesen, y con unos buenos trago de la bota de vino y un zumo de cebada o un par ellos para Maki, y tras un remate de café y té, arrancamos hacia Pedroveya, con la foto previa ante el Montañero-peregrino, o extraterrestre con bastón  de Peñerudes.

De nuevo asfalto para ganar el alto de la Cruz de Viesca, y dejarnos caer hacia Pedroveya. Tal vez esta fuera la etapa ideal de una peregrinatio de esta naturaleza y envergadura, concluir en Pedroveya, lugar donde hay historia y relax, y sobre todo, pitanza abondo (Casa Generosa); lo que faltaría sería un albergue, para que la etapa fuera perfecta, pues la hospitalidad está garantizada.

Pero nuestra etapa no estaba trazada así, y pasamos de Casa Generosa, bien lo siento, pues aún había que subir a La Rebollada y a los puertos de la Merce.

Pasamos por Pedroveya, viendo las mazorcas de maíz en el hórreo, imagen más bucólica que real, y nos subimos al enclave de su iglesia bajo la advocación de San Antonio que bajo la sombra del tejo preside el lugar, que se me empezó antojar como punto significativo de un viaje lleno de mistéricos viajeros entre las mesetarias tierras leonesas a lugares tan singulares como los que íbamos recorriendo: Monsacro, Peñerudes. Casa del Malato..

A la sombra de la Iglesia de San Antonio, con recogida de fotos para mi proyecto paralelo de ir dando cuenta de la Muerte y la Vida en el Camino, fotografié lo que pude de Cementerio de Pedroveya, cerrado a cal y canto, aun no entiendo esa afición tan española de cerrar las Quintanas de los Muertos, a modo de carcelario proceder ante estos tranquilos presidiarios eternos.

IMG_9341IMG_9343IMG_9349
Horreo , iglesia de San Antonio y Cementerio de Pedroveya

Allí estábamos en plan de descanso, tras 21 km de pateada, cuando se nos acercaron unos senderistas, y al ver nuestras vieiras, nos preguntaron asombrados ¿Si por esos lares había algún Camino de Santiago?

Maki que pasa de todo esto, me los pasó y allí les estuve explicando la historia de los Caminos Santiaguistas de Asturias, y explicar o intenta hacerles ver que nuestro peculiar viaje iba por el trayecto de las reliquias traídas desde Toledo por Astorga y Quirós, por mandato de Alfonso II, y que segaríamos hacia la Babia y la Omaña para entroncar con el Camino Francés,

Ante tan extraña explicación se quedaron pensando que nos debía faltar un tornillo, pues ver nuestra indumentaria y mochilas con bamboleantes vieiras santiagueras y en aquellos cerrados parajes, es para ver y no creer. De hecho yo mismo echaba cuenta de cuánto tiempo habría pasado desde que pasó por estos lares el ultimo peregrino, o incluso segador...

Seguimos nuestra ruta con la mítica sierra del Aramo que empezaba a darnos escolta a nuestra siniestra, y tras un nuevo caminar por asfalto hacia el nuevo objetivo como era alcanzar el alto pueblo de La Rebollada, en dicho trayecto un paisano de la zona, más extrañado que los anteriores aún de vernos con vieiras, hubo que explicar de nuevo nuestro peculiar viaje, y como buen ganadero y trashumante entendió cuál era al menos nuestro trazado , aunque el objetivo, para él le resultara extraño, este con toda calma nos indicó que lo mejor para irnos hacia Arroxo, era subir por los puertos de la Merced y bajar a Arrojo, que era lo que marcaba mi track y las pocas señales del GR..


IMG_9353
A la derecha el pueblo de La Rebollada y el collado a ganar

Ganamos el pueblín dele valle,  La Rebollada, y empezaron las sendas, veredas y caminos, con sus desniveles y firmes descalabrados, pero mostrando las ricas existencias de viejos caminos históricos con sus grandiosos paisajes, y ganados, vacas, que a estas alturas de la etapa, ya me parecían que nos miraban raro.

Lo bueno de conocer en profundidad parte de esta tierra, es que tras tomar la correspondiente caciplada de agua en La Rebollada, esta sería otra constante, las fuentes y las ermitas estas en su distancia y acontecer y en ese sentido de gran Camino tiene su importancia, y es que uno puede situar las cosas y ver las referencias desde otras perspectivas.

Tomábamos algún que otro descanso mientras le situaba a Maki los hitos, cumbres y pueblos que nos rodeaban, y se quedaba extrañado cuando le decía mira allá al fono  La Sobia, o las cumbre de Los Garrafes,  o que por esos mismos lares había pasado ya en BTT.
IMG_9363IMG_9368IMG_9365
Subiendo a los puertos de Bermiego

La travesía por Entrecuetos y las Andruxas, nos iban pasando factura, la fatiga era mucha y a mí no me seducía nada sacar el saco en plena campa, y tabto era el cansancio que por arriba de la zona de Les Brañes de Linares, pasamos por casi que encima de los restos de un caballo muerto por los lobos, que apestaba, y casi que pisamos y que Maki ni se enteró de cómo iba de pasado por la fatiga.

Ganamos las sucesivas praderas cogiendo altura y pegándonos más a las empinadas laderas del Aramo buscando el nacimiento de la pista que baja a Bermiego, y hay algo que no entiendo y es que la cartografía del IGN de 1951 no marca este histórico paso hacia el valle de Quitos, marcando, ni incluso por el Garrafe, que e más directo hacia Babia, y sin embargo La Mesa la pone como como si fuera la autopista por excelencia cuando da más vuelta.

En el trayecto hacia Bermiego nos encontramos con unos ganaderos, que tras un cruce de informaciones sobre ganados vistos y demás, y nos creyeron montañeros pero cuando vieron las vieiras volvieron a quedar extrañados que fuéramos a Santiago de Compostela por esas tierras, aunque no nos negaron la existencia de viejos tránsitos camineros de todo tipo y naturaleza por aquellas lindes incluso nos aconsejaron ir hasta la Ermita de Alba, e incluso alabaron la belleza de la excursión escogida y su lógica realización, y no la de La Mesa, pues este quirosano trazado tenía mucha más lógica.

Seguimos caminando pues la verdad es que la niebla nos iba carcomiendo los talones, y ello nos envolvía en una extraña mezcolanza místico-esotérica, que dejaba frío a Maki, y a mí me sugestionaba en ese echarme al Camino y ver como mi bordón adornado con cintas de grados.:. y procedencia a lo Compañong marcaba el ritmo

En el alto collado que da a las dos vertiente, sobre todo al valle de Bermiego, pues la puñetera aldea no se ve hasta estar encima, le di un chute a Maki, de chocolate puro, unos dátiles y un pastillamen de ginseng, y tras un descanso y unas cuantas fotos, nos echamos ladera abajo con la oscuridad acechando.

IMG_9373IMG_9370

Los puertos de Agüeria y los enclaves por los que pasaríamos en la segunda etapa, se presentaban ahora hermosos pero a la vez terribles. Maki, me miraba como ido, cuando le explicaba por dónde desfilarían nuestros pasos al día siguiente, aunque la bajada hacia Bermiego se iba haciendo dura, por la pendiente y porque debido a la carga (mochila) la punta de los pies daba en el final de las botas, y eso era toda una tortura.

La Revelación de los Encuentros fortuitos

Entre charleta y fotos llegamos ante la Ermita de la Merced, y a su fuente, y aquí entendí de forma cuasi mística que todos estos apartados lugares tienen algo en común entre si, las fuentes y sus topónimos, las ermitas y sus advocaciones, sus raros emplazamientos, su leyendas y orígenes, y esa seudo revelación a la que hago mención viene de la mano de la larga hilazón de un recorrido largo y tortuoso, en el cual a buen seguro que los viajeros y usuarios, laborales, religiosos, o pedigüeños, o de cualquier otra naturaleza encontraban en dichos lugares: identidad y jalonamiento.

Esto es algo que solemos perder de vista, porque generalmente llegamos de otras direcciones y estamos acostumbrados a verlas y a tenerlas de referencia, pero no con ese sentido de huella, de jalón de un largo caminar, y eso sucedió ante la pequeña ermita de La Merced de Bermiego, perdida en el monte, lejos del pueblo y jalonada por una fuente y que el 24 de Septiembre tiene su fiesta.

IMG_9376IMG_9377IMG_9381
Ermita y sendero de la Merce (Bermiego)

En la Ermita tras un reposo, nos echamos por el viejo camino de tránsito hacia Bermiego, muy roto y abandonado, pues la actual pista es la niña de los ojos de los autóctonos, y no estos viejos carriles camineros, que al menos aliviaban nuestro andar, y hacían de este un cosa menos monótona y automática, aunque Maki se quejara de su abandono.

De nuevo salimos a pista, y Bermiego se hacía de rogar, y la idea de que todavía había 6 km largo de carretera no hacían agradable la perspectiva de seguir por asfalto para ganar el Albergue de Arrojo. 

Aunque la opción de seguir en plano hacia la Ermita de Alba, y ver su Virgen Negra, con tanto arraigo entre gentes del lugar y tan significadas entre el templarismo, y además  si tenemos en cuenta su entorno y leyendas,  era toda una tentación,  pero para realizar esa variante lo ideal es que  el albergue estuviera  Pedroveya  oen Bermiego, y desde ir hasta la Capilla de  Alba y luego bajar Arroxo a ver su iglesia, o seguir desde Alba hacia Cienfuegos y conectar con el valle de Buedia por encima de Santa Marina, son posibilidades, aunque de realizarlas, quedaría al margen Arroxo.. En fin son ensoñaciones de caminante fatigado, conocedor del territorio tan hermoso como este al que se le abren mil posibilidades.

La verdad es que yo no conocía la bajada de Bermiego hacia Arroxo, la que va como hacia la Capilla del Alba, y por tanto ya con la tarde cayendo, y en las condiciones que andábamos no era plan de andar haciendo raras tentativas, en esas disquisiciones andaba, cuando ya vimos los tejados de Bermiego y encenderse las primeras luces de los colgados pueblos quirosanos.

Maki, no parece ser consciente, de que de algún modo estamos haciendo historia, que debe ser la primera vez en siglo que algún peregrino utilizó estos caminos para ir a Compostela, y eso al menos sea válido o no, o se oficialize un día o no, es todo un contecer  del cual ya nadie nos puede apear. El cansacio y la fatiga es mucha, Maki, me mira como si me hubiera vuelto majara, y sigue su ruta descendente, mientras yo trato mentalmente de situar a un posible Prisciliano por estas lares, lo que se me hace muy dificil, nosotros no somos la Gallaecia, y supongo que pese a la presencia eclesial, el paganismo era muy fuerte, pero aún con todo me llama la atención estas pequeñas ermitas perdidas aparentemente por el monte, pero que siguen por lo que vemos toda una lionea secuencial.

Entramoos en Bermiego, que  también hubo una nueva sorpresa y son esas pequeñas pistas a modo del juego de la oca, pues en la primera casa al entrar, a la derecha, me di de bruces con los dinteles de una ventana, aunque su ubicación no es la original,o ha sufrido dica casa o pared mofificaciones, no creo que sea inocente su colocación a la entrada o salida del pueblo, ya que de algún modo  nos está dejando unas pista a los que estamos en la senda..,, ya sabemos del Tejo milenario de la Iglesia de Santa María con su más de seis metros de diámetro, etc, pero de lo que nadie habla en todas su guías y reselas sobre Bermiego,  es  esa ventana que se encuentra al entrar en el pueblo  justo al lado de la fuente lavadero,  con esos de extraños símbolos y cruces patadas y  hexapetalas, que ya hemos visto en otros lugares...

Marcas para caminantes y viajeros, y buscadores en linea con la supuesta intención de darles certeza de que estaban en El Camino, tal y como sucede con el templario de la arquivolta de la basílica de Llanes, que se pierde entre multitud de personajes y nos muestra a propósito su tau para decirnos que estamos en El Camino.

IMG_9385IMG_9390IMG_9400IMG_9393
Marcas de cruces pates  y signo en ventanas, y la famoso tejo e iglesia de Bermiego

Aun teniendo en cuenta mi posición agnóstica y tomista, opto por entender en estas marcas es posible que fueran motivo de traslado desde otras posibles ubicaciones, aunque no dejo de pensar que yo también las dejo en algunos lugares como Maestro de la Marca, las mías

Nos sentamos en la fuente lavadero a tomar unos tragos de agua, que nos saben a gloria, lo cierto es que llevamos unos cuantos litros de agua, y nos sorprenden lo ajustado de la ubicaión de estas secunciales fuentes. Dicen que el agua no tiene sabor , pero a nosotros cada agua nos sabe distinta. 

En ese sentarse sigo dándole vueltas a la marcas de la ventana, lo que hubiéramos dado hace 25 años cuando empecé con los temas de los Templarios en Asturias, y sobre todo pienso en la alegría que hubiera tenido mi difunto amigo e investigador de temas mágicos y templarios: Xavier Musquera, de haber encontrado esta ventana en el curso de sus investigaciones para sus libros, tras haberle dado todos mis archivos para su trabajos o el mismo amigo David Madrazo

Me pregunto para mi mismo si  ¿Estaríamos pues ante otras huella templaria...? Lo dejo.. porque el Concejo de Quirós tiene todavía mucho que mostrarnos y queda mucho camino y preocupaciones., entre ellas ver como bajamos de Bermiego.

En estas mismas horas, que redacto estro encuentro el libro de Vicente Jose Glez. Garcia El Camino de Santiago a partir de Oviedo. Un camino para todos,  donde habla de un Monasterio en la Merced, y pienso si la ventana y sus diferentes piedras nos pudieran venir  de ese monasterio?

  Intentamos comunicar con Marta, nuestra hermana, que en ese momento llegaba  a Arrojo ya casi de noche en coche para traernos alguna cosa olvidada en casa, y supongo que para y comprobar por su propios ojos nuestro estado, y así fue como esta y su amiga  subieron al culo del mundo quirosano, a por nosotros, de este modo nos quitó una bajada infernal que agradecimos de corazón.

 Pues ya estaba bien,  habíamos llegado a Bermiego en medio de una niebla-lluvia a las 19,30 con 33 km y 1673 mts de desnivel acumulado, tras una larga  jornada de 11 horas, con solo 2 horas y 30 de descanso. dentro de esas 11 horas

No me extraña que Maki, estuviera un poco pa ya....y que yo no tuviera muchas ganas de andar el pueblo para sacar alguna foto más.

IMG_9395IMG_9399IMG_9398
Bermiego
Llegada al Albergue de Arrojo.

No habíamos reservado, aunque algo les había comentado nuestra hermana Marta, y es este un alojamiento más bien estival y de grupos, y de alguna estancia por la falta de alojamiento en la zona, por tanto la llegada al Albergue de Arroxo, fue todo una sorpresa para sus regidores, de repente unos peregrinos que dicen que va por el Garrafe y que viene de Oviedo por la Merce hacia Santiago de Compostela, increíble.

IMG_9409IMG_9406IMG_9407

Tardaron en darnos la habitación, y tras la reparadora ducha nos dieron una cena opípara en base a revuelto se huevo y setas, como para una tropa y cachopo no grande pero intenso en condumio. Costó más la dormida que la cena, y nos quedamos con las ganas de poder sellar la credencial de peregrino, pues la buena señora no encontraba el sello.

Durante la cena intercambiamos informaciones sobre trayectos y estados y con esas nos fuimos a la cama, pues había otra larga ruta hacia la Babia, y aunque bien sabíamos que este trayecto no un camino santiaguero, no por ello deja de tener su importancia para ponernos en comunicación con la meseta castellana, pues en cuestión santiaguera se hace por Pajares, que por cierto tiene poca logia viendo lo que hay que subir y bajar, otra forma de llegar a la Babia es a través del Puerto de la Cubilla y la Casa Mieres, y evidentemente los que lo deseen hacerlo desde la parte somedana o tevergana pues tienen el Camin Real de la Mesa,

Pasos y caminos históricos no faltan y sabemos que el nuestro nos no ayudará a perdonar los pecados pero si sirve para liberarnos durante unos dias de nuestros cotidianos problemas, nos daremos por servidos¡¡¡

Servicios de la Ruta:

Albergue de Arrojo (Quirós) Tlfs 671 02 86 48 y  985 76 82 09 
EMail:   alberguearrojo.quiros@gmail.com

Restaurantes en Pedroveya (Casa Generosa), y  en Barzana (varios restaurantes y tiendas)


Hasta el próximo Jueves 22 : 2 ª Etapa Arroxo (Quirós)- San Emiliano (Babia) La Cordillera Cantábrica

Víctor Guerra

12 comentarios:

  1. Como bien dices en tus líneas hicisteis un poco de historia. Ojalá pueda repetir algún día vuestros pasos. De momento espero con ganas la siguiente entrega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porqué no, los caminos están ahí y si yo lo pude hacer con 61 años porque tu no, no pierdas la esperanza te quedan aún muchos. Animo¡¡¡

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Estupendo reportaje .... lo único, es Monsacro, lo de Montsacro parece venir de un error administrativo que catalanizo el topónimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Xurde, si tu lo dices que eres un Maestro, es que bien está. corrijo lo del Monsacro¡¡

      Eliminar
  4. Este es un viaje y tanto...una travesia como pocas ,para comentar tendria que tener el placer de atravesarla,dependiendo de la
    edad diría yo que ,lo que la naturaleza no me da mas, salamanca no me empresta,pero felicito aquien con entuciasmo realizo este
    paseo,que mas es una peregrinación EN conjunto con su arcano viajero que aun sin caminar puede andar con el pensamiento a 360º
    o en linea recta fuera del planeta junto al espacio cosmico donde el tiempo no existe.Parabienes aa los peregrinos del espacio terrenal,onde demostraron presentar gravuras de nuestros ancestrales S.'. P.'. A.'. para todos. Atte JEMS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes yo lo hice con 61 años, y si es cierto que la intuición me llevo a este camino y sobre todo ir con esos 360 grados de visión. Gracias

      Eliminar
  5. Yo ya estoy cansada de caminar... y aún no pasamos de la primera jornada ¡Madre mía! ¿Qué nos deparará el resto del Camino...? Espero ansiosa las aventuras y desventuras de estos dos valientes e intrépidos viajeros... ¿o caminantes? ¿o peregrinos? ¿O de todo un poco? Mientras le doy vueltas al asunto, promociono entre amigos y conocidos este blog.

    ResponderEliminar
  6. Fantástico relato, Víctor. Desde el final del Camino, me ha servido para descubrir la ruta asturiana de las Reliquias, más allá del camino Primitivo oficial...
    Oviedo primero, y Santiago después, destinos de la concentracion de reliquias, en aquellas épocas de guerra y luchas cruzadas.

    ResponderEliminar