jueves, 5 de noviembre de 2015

3ª Etapa San Emiliano (Babia) —La Urz (Omaña) 27 km

IMG_9625
Cordel Babiano de las Merinas

La casas, los muros, el propio entorno y sus rincones  nos hablan de la historia de todos estos lugares
Tras la pateada del día anterior, y el reconfortante descanso en cama caliente, y una buena cena, pronto el deseo de volver a los camino y la luz tempranera nos echaron de la cama, aunque la temperatura en el exterior decían nuestros medidores que estábamos a 2º sobre cero. Una buena temperatura que a los naturales no les pareció coger muy de sorpresa

.IMG_9560IMG_9561IMG_9564
San Emiliano y sus estampas

Aprovechamos como dice Maki, para “patrullar” la villa cámara en ristre, y sacando instantáneas a todo aquello qué estaba a nuestro alcance o nos pareció interesantes, además había que echar tiempo, pues hasta las 9 no tendríamos servido el desayuno, no teníamos mucha prisa pues tampoco la ruta tenía mucho kilómetros.

Atrás han quedado el diseño y marcaje de la Ruta de las Reliquias, cuyo recorrido que hasta podríamos bajar hasta Porcinero, o Torrebarrio, o San Emiliano, o por la carretera o por los caminos aledaños, nosotros por premuras y anocheceres lo hicimos ya por carretera desde Torrebarrio hacia Candemuela y San Emiliano
.IMG_9567
Poblamiento de San Emiliano y sus dinteles

Pero la pregunta surge a partir de San Emiliano. ¿Por dónde transitaban las huestes del monarca y los principales de la administración eclesiástica asturiana para el manejo de sus curiatos y arcedianatos? Y por tanto cabe la pregunta ¿Por dónde arribaban también las reliquias y las largas escapadas de Alfonso II, en parte el gran protagonista de todas estas rutas político-religiosas?

Sabía de pasos por la Babia de somdedanos hacia aquí y el valle de Laciana, pero del resto lo ignoro, es de imaginar que dependería mucho al llegar a los diversos pueblos Babia, y a partir de ahí se definiría un paso u otro, si querían ir hacia el Bierzo o hacia León, o tal vez acercarse a Luna y su castillo, y por tanto salir de San Emiliano fuera lo mejor y lo mismo hacia Astorga pues solo es cruzar hacia la Omaña y coger el Camino de la ribera del Órbigo.

IMG_9565IMG_9577P1060410

Dejamos a Reyes y Obispos y nos vamos de pastores
Tras consultar mapas, y pasos históricos, me decidí a que mi entronque con el cluniacense Camino de Santiago, sería a través de Omaña y el Órbigo para de este modo llegar a Astorga, y lo haría a través de algo que ha estado en el gen de todo este amplio territorio como es el trasiego de arrieros y ovejero, o sea por el Cordel Babiano que tierras abajo da lugar a la Cañada Vizana o de la Plata.

“Babia es uno de los paraísos botánicos de la cordillera Cantábrica», subraya el profesor de la Facultad de Biología Emilio Puente. Gran parte de esta riqueza se debe a la «intensa actividad ganadera», es decir, que sin ganado, sin los millones de merinas que subieron desde el siglo XIII por las cañadas y cordeles de La Mesta y las vacas asturianas del valle que suben cada primavera a los puertos, Babia no sería Babia”.

Las crónicas nos hablan “del relicario de San Salvador que es un conjunto de reliquias formado deliberadamente por alguien capaz de concentrarlas y emplearlas como elemento de legitimación; identificar al promotor de esa empresa, sin embargo, no es algo que faciliten los textos. La narración de translationes es un capítulo habitual en la literatura hagiográfica desde época muy temprana: Gregorio de Tours escribió que la llegada de Martín de Braga a Gallaecia coincidió con la de las reliquias de San Martín, en 858 el franco Usuardo viajó a al-Andalus en busca de las reliquias de los mártires de Córdoba llegados a las inmediaciones del milenio las traslaciones de reliquias en el reino de León están bien documentadas y tocan Asturias; sabemos que las reliquias de San Pelayo son llevadas a León en y, es también conocido como las campañas militares de Almanzor provocaron nuevos traslados de cuerpos santos, entre ellos el del propio San Pelayo a Oviedo”

De esto ya podemos decir que sabemos mucho, pero de cuál fue la ruta o trazados que se utilizaron para estos menesteres, apenas si sabemos algo más que generalidades, al menos por mi parte, por tanto pensando en clave templaria, o sea trasiego de místicos templarios entre sus posesiones maragatas y astures, pues este me pareció que el mejor paso, y máxime cuando de por medio hay un “monte de los frailes”, podía ser La Cañada de las Ovejas.

IMG_9590
Villafeliz de Babia

Ese fue por tanto el itinerario escogido el Cordel Babiano, y la Cañada Vizana, que vienen muy bien recogida tanto en el informe de Jovellanos en el Expediente de la Ley Agraria, y sobre manera en el trabajo de J. Dantín Cereceda La Cañada ganadera de la Vizana o real Cañada Coruñesa en el reino de León, en el cual se describe palmo a palmo cada paso y revuelta que da tal cordel o cañada.

Trabajo que está cimentado sobre el reconocimiento practicado por el visitador extraordinario D. Juan Manuel Escanciano en 1852. Excelente trabajo.

Con esas bases tracé mi camino, al menos el más recto hacia Astorga, otra cosa cuestión que en San Emiliano me planteo era irse hacia el Valle de Laciana y bajo luego a Ponferrada desde Villablino, pero tales parajes y comunicaciones dejan poco paso a los caminos dado lo cerrado de los valles, por tanto decidí que el Cordel Babiano sería nuestro pasillo hacia Omaña y luego hacia Astorga, de pro medio unos 98 km de distancia.

Mapa 3 Etapa
Mapa de la 3 Etapa San Emiliano- La Urz
Comidos y bebidos, nos ponemos en Camino

Desayunamos como hijodalgos tremañenses (naturales de Tremañes) venidos a menos,  sea con pan duro, pues los panaderos por estas tierras tienen fijada su hora de aparición a eso de las 10 de la mañana adelante, por lo tanto nos conformamos con el pan tostado y la mermelada enlatada, y tras pagar la consabida y fuerte factura hospedera, al menos para nuestros bolsillos, nos vamos con viento fresco a caminar por entre la Babia real y la mítica, cuyos parámetros nutre todo un mundo de montañas, ríos y valles.

Salir de San Emiliano hacia el Sur solo lo podemos hacer sin embarcarnos en mucho lio por la carretera que va hacia Luna LE-481 por cuya vera quitamos los primeros fríos, hasta llegar al Puente Orugo y el entronque con la carretera CL-626. Donde ya dejamos el asfalto para meternos en las veredas, que en este caso no llevan directamente por Candaneo hacia el barrio de abajo de Villafeliz de Babia, tramo bonito con presencia de agua en abundancia hasta en el propio camino.

Perfil 3 Etapa

En Villafeliz, que no nos acercamos a su barrio alto con iglesia y cementerio, seguimos hacia el nucleo de casa que se abre al par de la carretera y desde donde se observa perfectamente como aquí el Cordel Babiano cruza la carretera y se le ve trepar por la ladera empinada de Peña del Castro y la Pena Mofosa, cogiendo altura para entraren los valles internos para acercarse Rabanal de Luna, nos pareció mucho rodeo y subir casi 150 metros de desnivel para perderlos en unos minutos, por tanto seguimos un tramo más por la CL-626 hasta la Ermita de la Pruneda, en cuyo pórtico alguna vez dormí en las correrías cicloturistas de los años 80, hoy con la carretera un poco más alejada , ha quedado como un lugar bucólico, ideal para quedarse sino fuera porque aún queda muchas ruta. La verdad que tiene un estratégico lugar de emplazamiento.

Llegamos al propio desvío de Rabanal de Luna, en todo este trayecto hasta Rabanal por la carretera pegados al río Luna, Maki, se queda extasiado por la cantidad de truchas y su tamaño, que era una cosa de vértigo lo cientos de truchas que vimos, y éste maldecía el no tener un sedal a mano, para amañar la comida y cena de esa jornada.

IMG_9585IMG_9588

Ahora ya en tierras de Luna, dejamos la carretera para entra en el largo pueblo de Rabanal, admirando casonas , y dinteles, y alguna fuente construida a expensas del Caballero de Oro, , o sea de Don Paulino Alvarez que tras intentar ser rico como indiano en Buenos Aires, no lo logró del todo y se hizo millonario jugando a la bolsa. Oficio que hoy se ve hasta temerario. Y en 1954 pues mandó construir una fuente del manantial de Valdemichán.

Hay otro hito , que nos motiva y es poder enlazar nuestra tierra, y el punto de salida San Salvador con otros San Salvador que es la advocación bajo la cual está la iglesia de Rabanal de Luna, cuya cuestión no debemos descartar, pues si viene el Camino del Norte es la Vereda de los San Salvadores, y teniendo constancia de reyes y eclesiásticos astures camino de León, Astorga y Toledo, porque no dejar un recuerdo de sus paso? Además parece que hubo en su tiempo un viejo monacato.

IMG_9592IMG_9596IMG_9599
Ermita de Pruneda

Saliendo de Rabanal por el camino de las ovejas, tal y como nos comentaron se nos pegaron dos pequeños gatos, que fueron detrás de nuestras botas un buen tramo, bien pensé que la cruzar la riega de La Braña , los animales se quedarían allí al pie del agua, cuando me quise dar cuenta allí estaban detrás de nosotros, habían dejado un buen amo y lugar para seguir a dos peregrinos. Makí no hacia otra cosa que invitarlos a seguir nuestro camino aún así desde la Fuente del Casar, hasta San Eulalia de la Manzanas, perdimos a uno, tras haberle dado Maki, trozos de fuet, y el otro más atrevido se vino hasta la Central Eléctrica e Abelgas, donde aprovechamos que el perro de la casa no había visto nunca un gato, y el menino, ya había visto y pegado con alguno, tal y como le vimos de encrespado, en un santiamén nos fuimos dejando allí, al gato, cuya señora tendrá ahora todo un dilema entre el gato y el perro , para ver quien se come a quien.

Durante el paseo hasta la Central de Abelgas, fuimos viendo la cola del Embalse de Lunas y los restos que quedaron sepultados bajo sus aguas como por ejemplo Santa Eulalia de las Manzanas que curiosamente tiene otro pueblo homólogo en Pontevedra.

Frente a la casa Central de Abelgas, arranca el Cordel Babiano marcado como ruta PR de 4 Valles, y lo hace ya en subida con firmes bastantes despedregados que no da descanso el Callejón de las Focicas, por el cual se desemboca en las praderías por las cuales se trepa hacia la derecha para ganar el Collado de San Lorenzo.

IMG_9609IMG_9611IMG_9618
Momentos en Abelgas

Son zonas altas de pasto, donde solo campea el ganado vacuno, y algún rebaño de cabras, y nosotros con nuestras vieiras al aire, hasta que nos encontramos con una pareja de senderistas que venían del Camino de Abelgas que se ve venir por la derecha, tal vez más cómodo, y que también debía ser zona de paso de ovejas, al tener de la Ermita de los Pastores siglo XVII que se haya en sus predios.

Tal y como nos indicó la buena señora de la Central de Abelgas, cuando llegásemos arriba era todo cuestión de pegarnos a la alambrada seguirla camino adelante a los Sierros de la Carbayosa. Llegando a conectar con el Camino de Abelgas a Mallo,

Nos colocamos pues de esta manera, con poca agua, en la planicie de La Raya, que es paisaje tipo de estepa castellana, por el cual vamos caminando rumbo a una cuadra –corral que se ve al fondo El Cuartero.

Las botas va laminando mi ampolla y el calo del día y la forma de pisar me van abrasando las rodillas, yo creí que había que llegar al cuadra de El Cuartero, cuando el GPS me avisa de que debo girar rumbo Sur, cruzando una zona de llamargas y riachuelos, que en invierno o primavera debe ser todo un coñazo de tránsito, llegamos así la fuente –estanque de Los Carbones, buen lugar para comer y reposar tras esta primera caminada.

IMG_9616
Bordón de Víctor Guerra y señalizaciones del camino

La labor del Maki como afanado  mansolea

Al llegar a la fuente de Los Carbones con 17 horas con 21 km andados y 4 horas caminando y 1 hora y 20 minutos caminando, nos damos cuenta de que mi bota izquierda se ha roto por la planta y además me viene haciendo daño, y es aquí cuando Maki, hace ejercicio de mansolea al modo de los antiguos zapateros ambulantes de Pimiango, tiró de navaja para dejar mis botas al modo de una sandalias montañeras de buen fuste, y tal y como quedaron no se le dio mal, pues la verdad es que fuí cómodo, y más aún cuando me dí cuenta en ese momento que llevaba desde Arrojo con las plantillas cambiada de pie. Hay que ser tonto, dos días pisando con las plantillas cambiada de pie, Mi hermano no daba crédito,” tan listu... y ya ves andes con los pies cambiaos”, sentenció Maki.

IMG_9639IMG_9640IMG_9641
Descaso en la fuente Los Carbones

Por otro lado tras el remoje de pies en la piscina de Los Carbones, donde uno hasta se puede “afogar” , nos pusimos en marcha y le dije a Maki que a mi todo eso me sonaba, pero que la fuente no estaba cuando yo pasé por esos lares. Seguimos andando y nos metimos por un viejo camino lleno de piedras, que enseguida conocí como el camino que atravesaba el Monte Los Frailes hacia el Campar de La Ermita, ya en tierras de Omaña.

IMG_9642IMG_9646
Trabajos de zapateria fina

Le dije a Maki, que yo conocía todos estos territorios, pero que había entrado desde Irede, y Luna, por eso había zonas que no me sonaban, pero al ver patear la cantera que es el la vereda del Cordel Babiano por los Monte de los Frailes recordé mi trabajo para una asociación leonesa de Casa Rurales, y uno de los recorridos era este, mi Hermano me volvía a mirar como si el sol me hubiese hecho efecto, pero en un momento dado encontramos la vieja señalización betetistas para estos recorridos, ahora ya totalmente derruida.

Mientras caminaba por aquellos lares, no podía explicarme como había podido pasar en btt por aquellos pedregales, y menos aún marcarlos para bicicleta de montaña.

IMG_9654IMG_9684

El Cansancio y el cambio de planes

La ruta aunque no larga iba pasando factura, no es que fuera mucho el desnivel ganado unos casi 900 mts pero las dos etapas anteriores habían dejado nuestros cuerpos molidos, por otro lado no me gustaba nada la idea de bajar a dormir a Riello, un pequeño pueblo capital, donde igual teníamos algún problemilla a la hora de guarecernos en algún sitio, la iglesia recordaba como de pasada que no tenía pórtico, y no recordaba que hubiera otro sitio idóneo para poder dormir tranquilo, además no sé porque me hacía ilusión dormir en un pueblo serrano ovejero, aunque tenía la ilusoria idea de que la Urz que era el destino elegido era más pequeño, además el largo camino de El Cuartero hasta la Urz me resultó largo.

Enfrente nuestro la otra cordal la de Omaña que hace frontera con la Ribera del Órbigo. 

Poco a poco y según bajábamos hacia el pueblo le fui contando a Maki mi dudas e intenciones, y aunque no le gustaba mucho la idea de dormir bajo techo eclesial, fue entrando en razones, aunque echaba de menos una cerveza y los cafés mañaneros.

IMG_9660IMG_9659P1060423

Como digo, me sorprendió lo grande que es el pueblo de la Urz, yo al menos lo tenia como más pequeño apara  ser un pueblo de ovejas, recorremos el pueblo y desembocamos ante la Casa del Cura y la iglesia que estaban como fuera del pueblo y nos permitía pasar desapercibidos, aunque hubo de buscar agua, de cuya tarea se encargó Maki, que pronto trajo un calderín de agua para lavarse y otro para beber, y así fue como preparamos nuestros enseres para pasar nuestra primera noche.

Al raso y bajo la protección eclesial de Pedo Rabanal

Maki, no daba crédito que las 9 de la noche ya estuviéramos medio metidos en el saco, tras probar varios lugares del pórtico de la Iglesia que daba al Sur pero estaba muy abierto, decidimos que ese era nuestro campamento, y preparamos la cena en base a lo que nos iba quedando de restos de comida, queso, lata de atún, algo de fuet, y mi compañero  que prepara con la cocinilla de alcohol la infusión y el café para el propio Maki,que hace de cocinero.

Para entretener el tiempo visitamos la fachada de casa blasonada del Casa del Cura, con su ventana con vieira, que tanto me recordó a Arrojo, quedando impactados por el pedazo de escudo de la vieja casona del “licenciado Pedro de Rabanal y Bardón, que descansa desde el año 1686 en la vecina iglesia donde ejerció el curato, compartido con la atención parroquial del pueblo de Bonella. La casa luce un estupendo escudo cuyos cuarteles se encuentran delimitados por una cruz compuesta por flores de lis, sobre el que destaca un casco emplumado que flanquean dos doncellas tenentes desnudas de medio cuerpo”.

IMG_9662IMG_9663IMG_9664

Es una casona de 1675 que tiene una peculiaridad y es recoger los Maestros canteros que la hicieron Fray Pardo Lucas del Toro, y en cuyo dintel se puede leer la frase “PRUDENTIA, VIRTUS ET HUMANITAS. HCE EST VERA NOBILITAS (prudencia, virtud y humildad esta es la verdadera nobleza).

Y de esa practicamos bastante durante toda la peregrinatio , pues apenas vemos ni homes ni muyeres, y cuando algunos de se  ha cruzado en nuestro camino es tan a ultima hora que el único  instinto que  se despierta es el de sobrevivir al cansancio, y por parte de quienes te cruzas, debemos llevar una carita  tal, que nos dejan una sonrisa a modo de pobrecitos....

IMG_9670 IMG_9673IMG_9674

Antes de dormirme hago algunas notas en el cuaderno de bitácora, y anoto que hemos hecho una etapa de 26,7 km en unas 6 horas, y que por estos lares hace que pasé hace ya mas de 20 años, y que es una pena que Maki no desconecte de la radio, que escucha mediante cascos, pues me viene hablando de un tema de falseos en motores wolkswagen, que maldita si me interesa a mi todas esas noticias, al menos en estos momentos , ahora que he dejado atrás Internet, y demás cosas cotidiana que me unen al mundo de todos los días, 

Sin embargo él sigue vinculado a su mundo, y al mundo, mientras yo voy pensando en los caminos , la historia y sus trasiegos y como era posible que los babianos fuesen contrtados como reputados maestros para los niños vaqueiros de Tineo y demás territorios... ¡ Lo que son las cosas ¡

IMG_9632

Y así fue como dos peregrinos Camino de Santiago, sin muchas más monsergas y encomiendas, dormimos en el pórtico de la Iglesia de la Urz, sin mayores problemas, y ajenos a que nuestro futuro camino iba a tener bastante de esto, dormida en pórticos y soportales  eclesiales, a los cuales terminaríamos tomando gusto.

Datos de la Ruta según  Wikiloc  27, 2 km  y 898 mts de ascenso acumulado
Aproxima entrega: 4º Etapa  el 12 de Noviembre

Víctor Guerra

3 comentarios:

  1. Un relato muy entretenido e interesante. Ya tengo ganas de conocer la Omaña!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno lo tuyo! Un verdadero maestro relatando con conocimientos históricos incluidos. Muero por seguir tu camino desde Buenos Aires, Argentina, acompañándote en esta maravillosa caminata. Exitos! Espero la próxima entrega.

    ResponderEliminar