martes, 23 de mayo de 2017

El Camino y las Marcas


IMG_4673

Las famosas «Marcas Amarillas» de los Caminos Jacobeos, no son precisamente el CAMINO.

Esto que digo parece una boutade, pero al final de todo este trayecto nos hemos ido conformando como peregrinos y camineros con el paradigma de que  por donde van las marcas ese es el Camino a seguir, y lo hacemos  hasta con seguidista pasión.

Esto viene  a  cuento de que  recorriendo uno de los Caminos y Variantes del Camino Jacobeo a su paso por Villaviciosa, me encontré con uno de esos peregrinos guinnes, que llevaba en su mochila unos cuantos «Caminos», y tras exponerme sus hazañas peregrinas me preguntaba a la altura de San Pedro de Ambás, a donde había llegado procedente de  Sariego, habiendo bajado por la variante de Arbazal, o sea estaba haciendo el camino a  la inversa en dirección al enclave de «Casquita».

Le pregunté si se había perdido , y  el resultado de su peripecia, era que el año anterior había hecho la ruta de la Costa, o sea de los San Salvadores, y se fue a Oviedo por Valdediós, y habiéndole quedado atrás, el ramal de Arbazal, y  el de Gijón, ahora venía haciendo el de León  (La Pulchra Leonina)  y por tanto  pensaba hacer la variante de Gijón, pero para ello necesitaba llegar al enclave de Casquita.

Desde el enclave en que estábamos en el Alto de San pedro de Ambás, le comenté que no tenia mucho sentido  bajar por Camoca hacia Casquita , para luego ir hacia Niévares, y el Alto La Cruz y seguir a Gijón, pues nuestro enclave era perfecto para explicarle la composición de su proyecto dad la gran vista que hay sobre todo el paraje villaviciosino del Camino de Santiago.

Le dije  que me parecía erróneo dada la gran vuelta, todo por asfalto y igual que el acercamiento a Niévares , y que lo ideal era  bajar hacia Conceyeru  cruzando hacia Casares  por La Abellía  y así fácilmente alcanzaría Nievares, pese a mi insistencia, el estaba persuadido de que debía ir al enclave de Casquita  y despues de tocar el mojón irse hacia Nievares.

El itinerario ROJO era el que tendría que hacer  para luego seguir por el MORADO, y yo le planteaba una atajo por el trazado AZUL estando como estaba en el cruce de AMBAS
image

Estas son las cosas que nos hacen confundir la velocidad con el tocino, que dice el refrán, pues el Camino no es el costurón que conforman  las marcas amarillas o los azulejos a lo largo de  la traza jacobea, sino una enseña de lo más adecuado según diversas directrices que en cada lugar se han ido tonando, pues el Camino lo forman los peregrinos y no las marcas, el Camino es un eje amplio  que se ha ido construyendo desde siglos atrás bajo las advocaciones, las devociones, escogiendo los mejores caminos, lo más frescos, los menos peligrosos, lo más confortables, pasando y parando donde se daba bien de comer, y evitando aquellos otros donde se trataba mal a los peregrinos.

Por eso cuando uno transita por los Caminos,  hay que recordar que  las marcas  son para ver por donde circula la traza jacobea que se ha pintado, pero eso no siempre nos lleva a observar y empaparnos de aquello que ha constituido y constituye  parte  esencial y peculiar del Camino.

Sin olvidar que la marcas a veces su ubicación obedecen a estudios históricos sobre la traza primigenia, y en otras pues obedece a muchos otros  considerandos, no hace  mucho escribía sobre como el Camino Primigenio de la Reliquias se perdió en pro de hoy llamado San Salvador que va por Pajares, donde incluso ya hay una variante que se está perdiendo, y que va directamente a Puente de los Fierros, sin pasar por Llanos de Somerón, o el Camino Perdido del que hablé hace dos semanas que de Priesca se iba hacia La Magdalena, Coro y Fuente, con sus tres impresionantes iglesias, frente a la desnudez del Camino canónico que va pro Sebrayu.

A buen seguro que las «marcas» en Valdediós no te llevaran a la parte de atrás del Monasterio, donde en el 37 perdieron la vida hombres y mujeres que lucharon por la libertad.

Eso sin dejar de lado como un bello camino que cruza media España por debajo de la Cordillera Cantábrica , el Camino Olvidado, pues eso ha quedado marginado, y es uno de los caminos más bonitos que  conozco, eso sí «las marcas» no te llevan a los albergues, que hay pocos, sino por tramos impresionantes donde se denotan el paso de ganados y paisanos que han dejado su huella en  los topónimos por donde se pasa.

En fin una larga tarea que queda por delante, para concienciar que el Camino, lo sea os caminos, sea los que sean , no son las Marcas, sino la voluntad de querer ver, vivir y rememorar…

Víctor Guerra

jueves, 18 de mayo de 2017

Volvemos al Camino, ahora el Primitivo, a partir del 9 de Junio desde Oviedo

IMG_1454[5]

Tras la experiencia que he contado en esta misma bitácora, y que realizamos Makoki, como yo mismo,  en el 2015 con la travesía del Primigenio Camino de las Reliquias que se da de bruces con el Camino Olvidado en las tierras de Omaña.por las cuales seguimos para conectar con el Camino Francés en Ponferrada y llegar en 14 días  en Santiago con 563 Km y 15.000 mts de desnivel acumulado, y tras ello embarcarnos en  ese mismo año en el Camino de San Salvador, el 2016 por una u otra razón fue un año estéril en cuanto a rutas peregrinatorias.

Quedando pendiente la de Visitar el Beato de Liébana, saliendo desde casa y cruzando todos los Picos de Europa, que a buen seguro que será una buena propuesta para salir de la gran riada humana que será el jacobeo del 2017.

Por esa misma razón un tanto tempraneros para el 9 de Junio, arrancaremos de la puerta de la Catedral  de Oviedo para cubrir uno de los intensos Caminos Jacobeos, como es el llamad PRIMITIVO, aunque el Primigenio, debiera ser el de Las Reliquias.

En nada se parecen  ambos, pero el Primitivo, que conozco al dedillo en su paso por Asturias y Galicia, todavía conserva un aire de rustica soledad caminera: caminos recios que hay que abordar con tranquilidad, albergues los justos, pero como siempre en nuestro caso sin comernos el «tarro» si no hay albergue habrá un pórtico o una zona de resguardo, y sino bar, habrá un trozo de queso y salchichón, y un ben trago de vino de bota y mañana será otro día.

Y es que viendo lo que pasa a diario por delante de casa en Villaviciosa, este años el tener plaza en los albergues va a estar reñido, por eso nos echaremos tempraneros el 9 de junio para llegar en unos 13 o 14 días a Santiago, en lento caminar  y con ganas de saborear el camino en toda su extensión caminado, pues por temas laborales de homologación de sendas pues he realizado solo etapas sueltas, y en BTT lo he hecho entero para las publicaciones en el Suplemento Campeones del Diario La Nueva España, y que ido publicando en el Blog BTT ASTURIAS, cuyas etapas iré repicando en su momento en este mismo blog.

Iré contando a la vuelta etapa por etapa, como he hecho con la Ruta de las Reliquias y  la de  de San Salvador, y esperemos que sea tan reconfortante como la de las Reliquias, por el esfuerzo, el paisaje, esa soledad caminera que ayuda a entender el camino y el paisaje y al paisanaje, y lo que son las cosas sentirse subiendo Los Hospitales, sabiendo que atrás quedan mucho kilómetros y aún quedan otros tantos, aunque eso signifique dormir en el Alto del Palo. Iremos viendo.

De momento aquellos lectores que nos siguen, aquellos amigos y familiares que nos ayudan, pues ya lo saben estaremos desaparecidos durante 14 días con estas pintas tan características, o sea que si nos ven no dejen de lanzarnos un saludo a estos dos heterodoxos, uno por caminero  y devorador infatigable de caminos, y el otro (Makoki) porque como el dice no me va a dejar solo, y también porque el hace su propio Camino Santiago/ Camino de San Miguel .

Un  T.:. A.:. F.:.  y buen Camino

Victor Guerra .:.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Camino Jacobeo por Villaviciosa. La variante Priesca-Maliayo. (Camino Perdido) (1)

IMG_4117

Conocido es que, desde antaño, el llamado Camino Jacobeo ha sufrido todo tipo de evoluciones y alteraciones, en función de muy variadas cuestiones: económicas, religiosas, políticas, sociales y hasta por efectos de las modas. eso es un hecho y es el que da esa idea de que el Camino Jacobeo, es un trazado vivo, sin que por ello se ha de perder la tradición.

Prueba de lo que digo,  es el caso histórico, que se produce en Villaviciosa, cuando se deja la villa de Maliayo atrás  y se reemprende  la etapa del Camino Jacobeo  hacia Oviedo que se supone que era el gran faro radiante del toda la cristiandad peregrina por el Norte, pues famosos eran sus trabajos por parte de la nobleza astur  para reunir todo cuanto perteneciera a santos/as e ilustres personajes religiosas cristianos, para hacer de  Oviedo la capital peregrina del orbe católico, en cuyo empreño se embarcó Alfonso II, el cual  hasta quiso subyugar la dependencia de Santiago a Oviedo dada  la importante labor que venía haciendo  con la recogida de las reliquias, y hacer de la capital asturiana un importante punto de atracción, pues era consciente del imán de poder político-religioso y económico que las reliquias tenían.

La primera variación que encontramos se haya en el tramo de Priesca a Maliayo, la importante capital de Villaviciosa, en cuyo tramo se deja notar un variación que los trabajos de recuperación histórica no recogen como tal  y echan la traza jacobita por el actual de camino, como asía hace  la topoguía de El Camino de Santiago por Asturias, trabajo de recopilación histórica, realizado en 1994 por el equipo de María Josefa Fuentes, como fedataria del desarrollo  histórico del camino   y en su publicación nada indica que haya, o hubiera habido  una variante, o una variación del camino entre Priesca y Villaviciosa, tampoco en los trabajos de recopilación histórica y cartográfica del Principado de Asturias.

IMG_4071

«Por la ladera de La Biesca, siguiendo la carretera, el Camino toca Conlledo, forma La Cruz de Beldredo y desciende a Pernús. Continúa hacia arriba por La Vega, donde se puede dejar la carretera y seguir por el camino original que se abre en la margen izquierda y, con un marcado ascenso, se dirige a La Llera.

Partiendo del collado de La Cabañona, tras atravesar el caserío de La Llera, el trazado desciende hasta Priesca. Pasada la iglesia de San Salvador, se abandona la carretera y se continúa el descenso por el Caminón, que se abre a la derecha. Casi concluida la bajada se entronca de nuevo con la carretera abandonada en Priesca y se llega a La Vega. Superada esta población se abandona nuevamente la carretera y se continúa, a la izquierda, por la margen derecha del río Sebrayo hasta la vega del río Nabla donde se tuerce a la derecha y se alcanza, tras cruzar el antiguo puente de Sebrayo, la localidad del mismo nombre, en la que se abre un albergue de peregrinos»

Aunque hay que remarcar, que las existencias de fuente documentales son más bien escasas, más allá de Tomas López o Guillermo de Schulz o Francisco Coello, y las variadas fuentes de los archivos parroquiales, tan esquilmados como «dispersos» a la hora de documentar el Camino o caminos jacobeos.

imageimage

Esta es la descripción histórica que tenemos que nadie parece plantearse que hubiera otro camino.

En mi caso, la duda  me la aportó la cartografía (Mapa Topográfico , escala 1.25.000  Villaviciosa 30- 1), la que me hizo  ver que había, o bien un error o un camino diferente,  pues en la 2ª Edición de 1999, marca con el característico símbolo del Camino de Santiago  que  llegados a la Vega el camino subía hacia La Prida  para bajar por un camino hasta la encrucijada de caminos de la Cotariza, para posteriormente subir hacia Gancedo y Bayones y virar luego hacia Calamúa para bajar por La Magdalena hacia Coro y por la AS-332  por Fuentes ganar la villa de Maliayo, y en lo mismo incide el Mapa 1.50.000 edición 2002.

Y sim embargo tales mapas no indican que el Camino Jacobeo vaya como dice la topoguía de El camino de Santiago por Asturias, por Sebrayo, sin embargo, la edición de ese mapa de 1980 correspondiente al vuelo de 1978, digamos que en aquellas épocas el Camino Jacobeo, no era una realidad para los cartógrafos del IGN, que lo obvian en toda su dimensión. Es su descargo hay que decir que en verdad aquella época nadie hablaba del Camino de Santiago, como para que este fuese recogido por los cartógrafos.

No sé cómo sería el camino de La Cotariza, hoy muy abandonado y carcomido por la vegetación y el barro, pero en la zona hay dos fuertes pontones, para cruzar las riegas, y sin embargo es muy posible que el camino desde La Vaga hasta Sebrayu, tuviera variados problemas de inundaciones.

Documentación histórica y viajera

Algunos autores más actuales, se hacen eco de este ramal de Bayones, pero nadie da detalle de donde han extraído la información, y no parece que nadie haya recorrido tal camino que desde La Prida se vaya por La Cotariza hacia Bayones.

Es difícil encontrar bases documentales precisas de trazados, y lo que nos pudiera ayudar es la concerniente a la infraestructura alberguista: hospitales, hospedería, ventas y posadas..., en los archivos de la Catedral de Oviedo constan varias veces lugares villaviciosinos como Cazanes, Maliayo un buen montón de veces, Camoca ya en 793, Santa Mera (905), Poreño, Miravalles, etc, de lo cual se desprende que la geografía caminera era amplia y no circunscrita a un solo eje, como pasa ahora.

IMG_4097IMG_4103IMG_4096
Priesca Casona de los Obaya con escudos con Vieiras

El camino parece claro, desde Colunga pues tenía como input tanto Pernús, como Priesca que parece ser la cabecera documental y así en el trabajo más que excelente de Vicente José Gonzalez García, El Camino de Santiago, a partir del su origen en Oviedo. Un camino para todos[1], nos da la referencia en la página 139, que el «Camino Francés, iba desde Pernús por la Llera, Priesca, Miravalles, Fuentes, Amandi, Camoca y Valdediós y Arbazal y Sariego»

Esto junto con la importancia capital de la iglesia de Priesca consagrada en el año 921, y en la cual parece que había dos letreros con las palabras: SANCTI JACOBI, colocados en el «arco de la capillita frontera a la nave del lienzo del Evangelio, en la faz que mira a la pilastra del mismo arquillo… y en la propia pilastra, pero en el resalto frente a la nave central, se leía el nombre del apóstol».[2]

E incide Ciriaco Miguel en que «de Priesca, por San Martín de Miravalles, se llega a San Salvador de Fuentes, que fue consagrado el año 1023 por el obispo de Oviedo Adeganeo457, con hospital de peregrinos».

Evidentemente desde La Cotariza se puede subir por Cueli, o bien por la vera de la riega del Sebrayu hacia el gran faro radiante que supone la iglesia de Miravalles, centro de atracción de todo el valle, dado su señorialidad, es muy posible que este fuera un trazado más lógico pudiendo llegar de buenas maneras a Coro por El Llugarón.

Priesca es la gran puerta del tramo jacobeo por Villaviciosa procedente de Colunga su iglesia prerrománica es coetánea de la de Valdediós (Conventín).

Estas son de la pocas noticias que tenemos sobre este camino que algunos autores como Vicente, Ana y Toño, que mantienen el blog El Camino de Santiago desde Asturias, denominan como el Camino Perdido, tal y como reflejan en su bloguera reseña Ya es primavera en El Camino Perdido.

Recorriendo el Camino Perdido
Camino Azul. Camino Santiago actual
Camino Rojo Camino Perdido



Lo mejor en este caso es calzarse las sandalias, y comprobar por uno mismo ese dichoso Camino Perdido, y anotar las sensaciones y contrastarlas con lo que hubiera podido suceder, para hacer este recorrido se tomó como base lo expuesto en la base cartográfica del IGN, el cual salvo algún que otro despiste, o cambio de trazas con la existencia de carreteras, este fue el recorrido que se realizó en un tiempo de unas 3,20 horas.

IMG_4110
Iglesia de Priecas

Lo cierto es que una vez en Priesca, llama la atención la modesta iglesia románica cuyo interior a buen seguro que es interesante, el camino que se siguió fue el que se echa abajo a la vera del rio Sebrayu, cuando en realidad para ir a la Prida, tal vez mejor hubiera sido ir por El Otero, que se pierde menos altura, que luego hay que ganar, y ya se sabe que los peregrinos son unos auténticos economizadores de esfuerzos.

IMG_4108IMG_4106IMG_4121

Una vez en el lavadero-Fuente de Santaagueda, el presumible Camino Perdido subiría por Fongabin hacia La Prida, debió de haber buen transito también entre la zona alta y la confluencia de riegas con la de Nabla.

Ya en la Prida, nada hay que nos haya llamado la atención en dinteles de casas y cuadras, que en general están exentas de cualquier marca. El camino se echa abajo a la altura de un galpón de ladrillo, y se abre paso pausadamente y con una buena traza, lo que llama la atención, aunque ello demuestra que hubo tránsitos importantes en la zona a juzgar por lo amplio y buenos firmes de los trazados.

IMG_4123IMG_4124IMG_4126

Al final nos situamos tras poco menos de 1 km en la encrucijada de caminos y encima de los pontones de La Cotariza, tanto que el da acceso hacia Bayones, como el que da acceso hacia la zona a la zona de Cueli o de Miravalles.

IMG_4128IMG_4130IMG_4134

Cogemos el camino que va hacia Gancedo, otro kilómetro de subida tranquila con buenos firmes y un trazado construido sobre piedra, o sea que estamos ante un camino carretero de buenos anchos y firmes, y no excesiva pendiente, aunque hay remontar unos 150 metros de desnivel en 1000 metros de longitud. El camino sube marcando el cumbral que marcan los valles de La Riega y de Nabla.

IMG_4135IMG_4138IMG_4139

La subida a Gancedo nos da unas buenas vistas sobre el valle de La Vega-Miravalles, con la iglesia de modo de faro radiante y la aldea de Cueli. En este sentido llama la atención el ramal que sube desde el puente Carboneru hacia Cueli, en cuyo tránsito encontramos un amplia y enorme capilla, un tanto excesiva para los modestos poblamientos de la zona, y como vía de atajo hacia Agüelle para luego bajar hacia Villaviciosa me parece un tanto trabajoso.

IMG_4141IMG_4142IMG_4143

El camino entre el barrio de Ganceu hacia Bayones, tampoco es que sea plano, en este caso se empata con el asfalto, y en un sube y baja nos plantamos en Bayones, que no tiene nada de particular, salvo que Google, al colocar dicho topónimo para la búsqueda nos remite de forma continuada a Bayone (Francia) y salvo dos modernas columnas en el frontis de una casa nada hay que nos pueda recordar a un tránsito jacobita por estas tierras.

IMG_4144IMG_4145IMG_4146

En este caso me fui de Bayones hacia la desviación de Calamua y la Llosa nueva por asfalto, aunque debiera haberlo hecho por el camino viejo. Fuera como fuera en el caserío del desvío nada de importancia, salvo que debió servir como zona de reposo, antes de coronar el alto bien que va hacia Miravalles o hacia Rales, que debía de ser otra posibilidad de camino, pero quedaba fuera de juego la iglesia de Priesca.

IMG_4147IMG_4148IMG_4150

Desde la desviación al pie de la carretera AS-330 PK6, se abandona esta para tomar un carril asfaltado que va hacia la iglesia de la Magdalena, construcción un tanto aislada, y sin que pueda ofrecer cobijo en caso de mal tiempo.

IMG_4151

El camino sigue por tramos asfaltados para ganar el núcleo de Paniceres, donde el asfalto perece y nos deja ante el camino amplio y con buenos firmes, no de piedra, en bastante buen uso que baja a cruzar el arroyo de La Vega, para subir de forma tranquila hasta el poblamiento de Solares

IMG_4154IMG_4155IMG_4156

En Solares apenas si entra el peregrino que se pasa por un lateral, camino de la impresionante iglesia de Coro, que está bajo la advocación de Santo Tomás, construcción con refugio a los costados para el mal tiempo.

IMG_4162

Hay tramos de este camino desde el desvío hasta este punto de la iglesia de Coro, unos 3 km., que nos da una imagen de la complicación orográfica de la zona, que es mucha.

De Coro se sale carretera abajo hacia el empate con la AS-332, y ya se desfila por los lugares de La Piquera, donde ya la carretera se echa abajo por Vistalegre y Migoya, pasando por San Salvador de Fuentes, que es otro del input importante en la iconografía y simbólica religiosa de la zona, y que curiosamente está bajo la advocación de San Salvador que jalona todo el sendero jacobita norteño.

IMG_4169IMG_4176

La entrada a Maliayo la hice por el barrio de la zona de Cementerio de Maliayo,

Desde Fuentes, el camino ya entra en Maliayo, tras un pateo de unos 14,8 km con una ascensión de unos 544 mts., de desnivel acumulado, que evidentemente ante los 10, 2 km y 149 metros de desnivel acumulado del itinerario de Priesca hasta Maliayo, pues dice mucho de cómo estos caminos se han ido perdiendo.

IMG_4186

Perfil del Camino Perdido
Perfil del Camino Perdido

Conclusiones
Parece quedar claro que pese a tirón de enclaves religiosos como Coro o Fuentes, e incluso Miravalles, este tramo del camino jacobeo Camino Perdido, fue perdiendo fuerza frente a la facilidad de realización del sendero de Sebrayu, que salvo la subida del Fresno y la que da acceso a camino de Carda, son los dos únicos repechos del trazado, que además presenta interesantes y entretenidas vistas, frente a un itinerario más rural que afronta diversas ascensiones, y que demás coge cota sobre el punto más bajo como pudiera ser el la fuente-Lavadero Santagueda.

Otra variante un tanto más suave, es la que plantea Vicente José Gonzalez, de que el camino iba Priesca, se supone que, por la Cotariza, para subir a Cueli y de ahí pasar a Miravalles y por el Llugarón hacia Paniceres. Esa sería otra posibilidad, pero tiendo tan cerca el punto clave de Agüelle, y poder echarse hacia Maliayo, me extraña que se fueran dirección a Coro, y Fuentes.

Está claro que por estos caseríos y pequeñas aldeas conseguir por parte de los romeros un plato de comida tal vez fuera más fácil que conseguirlo en Sebrayu , que estaría con más presión peregrina, y quitando El Fresnu, y alguna casería más el Camino Jacobeo no enhebra más núcleos.

PROPUESTA

En todo caso, sería interesante con independencia de su dureza y longitud, señalizar el Camino Perdido, como un antiguo paso jacobita que debió usar la caminería histórica de la zona para unir diversos inputs valorados por los romeros que iban de peregrinación, y que sería una lástima perder la huella de un quehacer histórico como eran las peregrinaciones de aquellos viejos tiempos.



[1] Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Principado de Asturias. Dirección General de Patrimonio Cultural y Ediciones Trabe. Oviedo 2014
[2] Miguel Vigil, Ciriaco. Asturias Monumental, epigrafía y documental, Volumen II. Oviedo 1887