viernes, 30 de junio de 2017

CAMINO PRIMITIVO. 1 ª ETAPA OVIEDO-GRAO. Entre la realidad y el deseo


IMG_4745
Los caminantes del Primitivo (Maki y Victor)

Por fin había llegado el gran día de la partida hacia el Iter Sancti Jacobi   o Camino de Santiago  y hoy llamado por el viaje que hizo Alfonos II  Camino Primitivo.

Aunque mis expectativas para este viaje no estaban creo yo bien definidas, Pero el caso era ponerse en marcha, y así lo hicimos cada uno de nosotros desde nuestros respectivos domicilios, Maki salía de Gijón, y yo desde Villaviciosa, en transporte público y, con la idea de estar a las 9 h. ante la Catedral de Oviedo, canónico punto de partida, sin misa, ni bendición, ya que como caminantes agnósticos, aunque participamos de la estética, el resto digamos que para nosotros es secundario, aunque respetamos todas las creencias y posiciones.

En ese encuentro mañanero nos llevamos la sorpresa al encontrarnos con el amigo biker Javier Riestra, andaba por esa zona esperando nuestra llegada. Toda una alegría.


Oviedo estaba a esas horas desierto de peregrinos y de ambiente peregrino -religioso, y puede parecer hoy una cosa menor, pero hay que decir que Oviedo además de ser el origen de las peregrinaciones debido a la ingente recolección de importantes tesoros que hizo la primigenia realeza astur: Cruz de la Victoria, la de los Ángeles, El Cristo de Nicodemus, los dípticos bizantinos románicos y góticos, la Caja de las Ágatas, el Arca Santa, las reliquias del Santo Sudario, etc

Y una cosa que me llamó la atención por desconocida, es que en el siglo IX, debido a la invasión árabe, vivían en estas latitudes ovetenses hasta 17 obispos: el de Iría Flavia-Santiago; Salamanca y Coria, el de Astorga. el de León, el de Oporto, el de Tuy y Braga y Dumio, el de Lugo, el de Zaragoza, también los de Huesca y Coimbra, Tarazona, y los de Orense y Britonia,

Como se puede ver, Oviedo fue núcleo importante religioso y de peregrinaciones ya y se constata, que en 1571 se refleja en la documentación catedralicia, hubo la edición de 20.000 buletas peregrinatorias.

IMG_4735IMG_4736

De todo esto poco le podía hablar a mi compañero Maki, caminante sempiterno del Camino de «San Miguel» que de Santiago, y más estaba empeñado en buscar un lugar para el desayuno, como para andar contándole lo de los Obispos y sus residencias en Oviedo y periferia

.Por tanto, a la llegada de mi buen amigo Riestra, y tras un saludo y un apretón de manos, nos dirigimos a por nuestra heterodoxa credencial despachada por el organismo público y civil, como es la del Gobierno de Asturias, donde diligenciaron prontamente nuestras flamantes y laicas credenciales para seguir las huellas del Rey Alfonso II El Casto,

En medio de esta operación nos encontramos con una novedad y es que recibimos la llamada de otro amigo biker Iván Menéndez que nos acompañaría en nuestro transitar caminero hasta el Puente de Peñaflor.

Toda una sorpresa, muy agradable, pero, que por no esperada me descuadriculó,. Está claro que no iba centrado

,IMG_4738IMG_4742IMG_4739
Nuestro circunstancial acompañante Ivan Menendez.

Esperamos su llegada, y el residente en el barrio de San Lázaro nos condujo por algunos vericuetos urbanos hasta dar con la senda más rural, que por otro lado nos iría llevando de forma tranquila hasta Grao, aunque mi deseo era dormir en lo que fueron los predios del San Juan de Villapañada, localidad situada por encima de Grao.

Villapaña fue encomienda de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, y yo tenía ilusión por estar en esa ubicación tan importante que había estudiado e investigado en los tiempos en que me dediqué al Templarismo con los profesores Atienza y Alarcón, en Asturias, aunque Villapañada ya no fuera el mismo lugar, pero al menos gozaría de ese entorno.

Pero el viaje se fue desarrollando de otra manera, no diré que relajadamente, pero sí plácidamente, pues las largas piernas de nuestro nuevo acompañante, nos marcó un vivo paso, tan solo roto por las diversas paradas para contemplar los parajes.

El día estaba algo soleado, aunque era más bien neblinoso, por tanto, la mítica cumbre del esoterismo templarista astur el Montsacro, apenas se vislumbraba y apenas si la mole del Aramo, y los zonas por las cuales discurrió nuestro duro Viaje de las Reliquias y Camino Olvidado hacia Santiago del 2015, no  nos eran perceptibles (En este mismo blog tienen el relato de ese viaje)

..Resultado de imagen de Peregrinatio ovetensisResultado de imagen de EL OViedo de los Obispos medievalResultado de imagen de Peregrinatio ovetensis

Quedaría por determinar, aunque mis acompañante pasaban del tema, cuales serían los precisos caminos utilizados para ese viaje al Compostelae… tal y como nos dice la vulgata jacobita, Alfonso II, la cual certifica a este como el primer peregrino que se traslada con su corte hasta Santiago, a «venerar»,l aunque para mi que fue a intentar al menos llevarse, como luego hizo el Obispo Gelmírez las reliquias de la Catedral de Braga, ante el propio Obispo de la zona, o por los menos, creo yo que El «Casto» debió intentar ligar tal hecho, la aparición del sepulcro, con la sede ovetense, con la intención de hacer de su «Camino Primitivo,« un camino de la fe, la razón, de la unidad» aunque fuera a uña de caballo, que fue lo que salió.

Y así nos fuimos nosotros, liando camino adelante desde El Caleyu hasta la capillita del Carmen, en Lampaxua, donde se impuso una paradita, pues no en vano a pesar de la ligereza de las mochilas, estaba claro que los 9 kg con los que cargamos cada uno, eran excesivos, y eso imponía un ritmo y más dada la flojera que cada uno traía de casa.

IMG_4746IMG_4747

De Lampaxua a Loriana fue un paseo, aunque la cuestecita de marras hasta el conjunto que forma la casa del pintor Ricardo Mojardín, la iglesia, y el lavadero, se hizo de rogar, y nos obligó al primer sorbo de agua de la etapa, para cuyo menester llevábamos la taza de aluminio a modo de la vieja concha jacobea, que en otros Caminos no fue de gran utilidad., y en esta ocasión las fuentes escasas, mucha sequía, y mucha fuente abandonada.

Desde aquí pendiente abajo hacia La Bolguina, donde debería imponerse un descanso, pero dado que ha habíamos parado en Lloriana y queríamos hacer una parada en Casa Concha en Escamplero, pues seguimos de largo por la AS-232 hasta el desvío que nos bajó por un viejo sendero hacia la vega del río Nora, y que tantas delicias nos presta en las rutas de BTT pero ahora subir al portatón de Los Quintos, y colocarse luego por asfalto en la Venta de Escamplero, nos costó lo suyo, y nos fue dando la pauta de nuestro estado físico, y lo que nos esperaba.

.IMG_4748

Por mi parte, andaba algo flojo, y con miedo, pues estrenaba calzado, las famosas sandalias Keen Newport H2 , cómodas a más no poder,  y de las que fui disfrutando en cada momento  y apoyado en mi caña de bambú, ligera y robusta, fui tirando de la mochila que me iba pesando un quintal aunque la conversa con Iván me distraía del peso que iba arrastrando.

Y lo cierto que pese a todo , me di cuanta de nuevo del error de peso, en partes entre Maki y yo nos dishicimos de unos 6 kg de peso extra, también es cierto que esperábamos dormir al raso alguna que otra noche, pero el cansancio de Maki no lo hizo posible, tan solo yo en el Monte del Gozo, dormí al raso.

Iremos aprendiendo la lección, aunque siempre repito estos mismos errores.

1008399_P_PDP

Para encima en algunos momentos sentía una vieja molestia de una bursitis a la altura del peroné. Empezábamos bien. Maki como va dopado no tiene ningún problema aparente, “paso ligero y vista al frente» y con su faja para dolencias de columna y la infame cantidad de fármacos, tira millas que libras.

En la Venta de Escamplero con unos 13 km realizados, bien se merecía una cervecita, pero no pudo ser pues Casa Concha estaba de cierre, por tanto, nos quedamos con las ganas. Un poco más adelante paramos en una tienda y ya nos comunicaron que por delante iba toda una tropa que hacía ya sus buenas horas que habían pasado.

IMG_4754IMG_4752IMG_4756

Primera noticia, que nos puso los pelos como escarpias, pues la zona no está muy generosa de albergues, al menos dentro del esquema «turistizado» de etapas.

Seguimos pues nuestro camino hasta Valsera, que según se dice no pasaba «ningún camino antiguo de la fé o camino francés» y donde se impuso una solemne parada, para dar cuenta de los condumios de Ezequiel, o sea chorizo y salchichón, y un viejo queso de oveja, regado con vino de bota y algo de agua fresca que nos ofreció el bello emplazamiento de la ermita de Valsera.

Desde este enclave nos fuimos metiendo en entonos más ruralizados a partir de La Razaba hasta las cercanías de Premoño, donde compartimos trazado con el PR-AS 1717 por sendas hasta La Fuente, que como las marcas nos llevaron hasta las termas de Premoño, pues seguimos nuestro andar pisando de nuevo otro tramo asfaltado, supongo que los restos del antiguo hospital de Sana Ana estarían a la par de la Capilla de Santa Ana, que muy pragmáticos los hospitaleros, la estancia queda reducida 24 horas de cama , luz y lumbre ..

Seguimos hasta Puerna, donde ya entramos en los predios del río Nalón y así hasta Laracha, cuya traza sigue el viejo «camino francés»

Lo cierto es que ante la vista de estas sendas y lo inundable del Nalón, estos me supongo que no fueran los recorridos exactos del Rey Alfonso II

, IMG_4759IMG_4762

Una cosa curiosa, porque no he podido leer en detalle su recorrido, y mucho me supongo, que al Rey Casto no le habría hecho la pifia del Molin de los Quintos, que por muy guapo que sea el entorno, el desnivel que se pierde y que luego hay que ganar, para quedar unos metros más adelante, es algo de bobos, por muy Casto que fuese el rey, esto no le afectaría a la inteligencia.

Además, en aquellos tiempos se miraba con esmero los desniveles, dado que en ellos iba la resistencia y durabilidad de los animales que por tales trazados transitaban.

Antes de cruzar el Puente Peñaflor, duro escenario de encontronazos guerreros, y hoy paradigma de escenarios betetistas, se impuso en Casa Aurina, contemplando entre la Peña del Viso y la del Viento, un refresco que también aprovechamos para despedir a nuestro ilustre acompañante que cogía la RENFE en Peñaflor, y por aquello de las rememoraciones recordamos la «francesada» por estas tierras, que dicen dejo pasados a cuchillo a más de 100 prisioneros.

Para nosotros, para Maki y para mí, quedaba atravesar las interminables Vegas de Grado, que dada la calorina se hicieron interminables lo cual me hizo desistir de subir a San Juan de Villapañada, que hubiera sido una buena opción de saber que lo que nos esperaba.

.IMG_4764IMG_4766

En el recoleto Albergue público de Grado, (Pequeño a todas luces) no había plaza, estaba todo a tope, aunque eso no me lo explicó la hospitalera, ya que esta no hablaba español, sino inglés.

Increíble, y eso nos pasa en España, con un accidental traductor, esta como alternativa nos ofrecía una cama matrimonial para dos personas a 32 Euros la noche en una casa de aldea, o irnos hasta el Hostal Auto Bar, que nos despacharon hacia un piso patera, con muebles al uso de casa doméstica, figuritas y fotos familiares incluidas, y a 35 E por la habitación de dos camas. ¡Empezamos bien ¡

IMG_4770IMG_4768

Muy amables los «moscones regentes del establecimiento» nos ofrecían muy obsequiosos, un menú nocturno de Peregrino, que ya la publicidad por el tránsito suponía el desembolso de 15 Euros.

Por mi parte, tras unos bocados a las vituallas que portábamos y de las cuales dimos cuenta en la habitación del piso patera, preferí irme a ver a mis amigas de la Pastelería Pastur y tomar un amplio chocolate, las cuales me ofrecieon un buen tazón con dos pasteles de nuez y avellana, que me vinieron como dios, tras haber dado los debidos tientos a parte de los condumios que portábamos.

DSCN0404 P1080099

Lo de San Juan de Villapañada, no fue posible, el cansancio era notable no en vano habíamos cubierto unos 28 km. y 536 mts. de ascensión, con una media de unos 4, 6km/hora, con 2 horas largas de parada, Eso sí muy lejos de nuestros récords en el 2015, pero también éramos más jóvenes.

Lo que no sabíamos era lo que se nos venía encima, y tampoco se me ocurrió coger un taxi y subir a Villapañada, y de este modo romper el bucle en que nos iba a ver envueltos durante casi todo el periplo romero.

En fín, nos desembarazamos de nuestras indumentarias reglamentarias, Maki de camuflaje total, y yo de “peregrino a medio usanza de sombrero vaqueiro , como mandan los cánones”, y tras las consiguientes refriegas y «tomas pastilleras» nos fuimos a la piltra esperando un día mejor.

Víctor Guerra

miércoles, 28 de junio de 2017

EL CAMINO PRIMITIVO (A UÑA DE CABALLO) REFLEXIONES PRELIMINARES

IMG_4735

Lo cierto, es que este Camino «primigenio», pese a las lecturas históricas y  a las obras de Alberto Polledo Arias,  «Buen Camino.  De Oviedo a Santiago tras los pasos de Alfonso II » y algún otro relato, como el de Xurde Morán  «El Camino Primitivo de Santiago entre Asturias y Galicia. Diario de Viaje» no acabaron de conformar ese  «atrape» que tuve cuando hice el Camino de las Reliquias y el Olvidado, camino del Camino Francés.

Las razones de ese desánimo, no sé a que fue debido, tal vez porque dicho trazado hasta Fonsagrada,  me es muy conocido por los trabajos profesionales de evaluación senderista que realizo, o por los diferentes recorridos en BTT de los Caminos Astures que este año he ido publicando para el Diario La Nueva España, en su suplemento Campeones.

Pero el caso, es que no acabé de centrarme en la aventura que durante 13 o 14 días realizaría en «compañía» de mi Hermano Maki, a través de una traza tan singular como es la del del Camino Primitivo, por Asturias y Galicia.

Digamos que no acabé de encontrar la «química de este Camino»,  del que «que todo el mundo habla de maravillas, tal vez porque los «caminantes, peregrinos, y turigrinos» vienen de otras latitudes, y para ellos todo es nuevo, los bosques, las praderías, las brumas, las tormentas, y la verdad, que todo es una realidad permanente  que arranca  entre la primera y segunda etapa Grao-Salas,  y que repite a modo de cierta clonación  ambiental y paisajística a cada instante, si bien cada zona tiene su esencialidad y peculiaridad propia.

La conclusión que he ido sacando a lo largo de tanta andadura en solitario,durante  estos 13 días de peregrinaje, es que el Camino Primitivo, no es una peregrinación al uso, aunque las vulgatas canónicas y turísticas lo traten como tal, 

Para mí es un Camino que responde a la necesidad de un rey y un reinado, cuyo monarca Alfonso II, emprende una ruta para ver que sucede en Santiago y valorar su importancia, ya que la capital de todo el legado de reliquias que ya se venía dando 80 años antes de la aparición del sepulcro, se estaba  dando en un lugar como  Oviedo, que era el centro peregrinatorio,  tal como Fruela y el propio Alfonso II habían ido estableciendo  para poder articular su imperio..

UN CAMINO A UÑA DE CABALLO

Por tanto, el llamado Camino Primitivo, al final no es otra cosa que un Camino de penetración rápido hacia Santiago, nada de monacatos, los que cogen de camino si es que había  alguno, pues  unos decadas antes todos estaban refugiados en Oviedo, al abrigo de las razias arabes.

El monacato de Conellana se funda en  1024, y en Obona se sabe que había un templo primitivo en el año 780.

Y en ese periplo no parece que Alfonso II y su comitiva parece que tuvieran tiempo para visitar  lugares  y notables, a excepción de Lugo, por tanto yo creo que no estaría muy desacertado en pensar que el primigenio viaje del Rey Alfonso II; es un Viaje a Uña de Caballo, con el objetivo de llegar lo más directo, y más rápido a Santiago,  no tanto para  a venerar el hallazgo, que también, sino para tratar y evaluar  la forma de sumar ese hallazgo a la capital de las reliquias, que nos estaba en Santiago, sino que desde hace años  conformaba la corte ovetense.. Lo demás sobra, si uno quiere despegarse de la vulgata mítica que nos cuentan.  Aunque habría que valorar que sabría de todo este tema Alfonso II, del sepulcro, de priscilianismo que se daba en su corte. etc...

Por tanto,  el Primitivo no es un camino de penetración cultural, ni religiosa, ni ideológica, más allá de que en adelante se establecieran  los cenobios de Cornellana (Benedictino)  y Obona (Cister), y la realidad es poco más va se va a uno a encontrar aparte de espléndidos paisajes, corredoras, carbayeras y modestos poblamientos por los cuales pasó el monarca y su séquito.

Pasando a otro orden de cosas más pragmáticas, deseo exponer algunas cosas del viaje

EN POS DE UNA CAMA

Nuestro camino hacia Santiago se planteó por  la traza del Camino Primitivo, y digamos que estuvo presidido por la directriz generalista de corre que te quedas sin cama.

Aunque nos estemos en las fuertes épocas temporeras peregrinatorias, (julio y agosto)  nosotros lo realizamos entre el 9 al 21 de junio, que es una época que no se preveía una presencia abrumadora l de caminantes.

 Pero resulta que un importante grupo de peregrinos o caminantes canarios, (unos 19) ,  había reservado hacía ya tiempo sus emplazamientos, y con cuyo grupo coincidimos en fechas y estancias, a los cuales  dejamos atrás un poco más allá de Lugo, despues de coincidir durante la estancia en la zona de Asturias y Galicia, o sea  hasta Castro Romano.

Esto hizo que se produjera una accidental merma de la oferta de alojamiento a lo largo del Camino, y afectara en ocasiones a la búsqueda de alojamiento, teniendo que entrar en el bucle de la reservas por teléfono, con la premisa de tener que entrar antes de las 14h  de la tarde en el alojamiento, o tener que pagar  más precio por alojamientos convencionales, a veces suplidos por los  pisos pateras del alojamiento paralelo.

Otra parte negativa de todo este lío, fue que entramos en la vorágine típica de la reservas, o sea madrugar para estar en el albergue a eso del medio día, no pudiendo hacer mucho kilómetros, o hacerlos muy rápido o  no pudiendo distribuir el recorrido a lo largo del día, o poder cambiar los destinos.

O sea ese bucle de ir en pos de una cama,  ya que  cada día estábamos caminando unas 75 a 100 personas, y si uno echa cuenta la capacidad de alojamientos de zonas como Grao, Pola de Allande, o Berducedo, pues es fácil hacerse una idea de la liada que teníamos, y por cierto viendo esto, me imagino lo que puede acontecer en el verano y máxime si tenemos en cuenta que este Camino hemos pasado de 1.550 pernoctaciones en el 2000,a 29.271 en el 2015.

Aunque lo cierto es que tuve poca agilidad para haber dado un salto aunque fuera en taxi hasta Villapañada  o Cabruñana y salir del bucle y adelantar algunos kilómetros, aunque al faltar el albergue de La Mesa, la cuestión se vuelve a complicar.

LAS DISTINTAS VELOCIDADES
Esta situación  puso de manifiesto la delicada situación den la que se encuentran  los alojamientos alberguistas jacobeos en el Camino Primitivo, y de forma paralela dejó a la vista algo que el libro Blanco del Camino en Asturias, no ha puesto de manifiesto, como son las distintas velocidades a la hora de entender, valorar e incardinarse con el Camino Primitivo, o en los distintos Caminos jacobitas asturianos, salvo el del Salvador que entre Pajares y  Pola de Lena están creando nuevas dinámicas que suplen tanta desidia y abandono.


Y me explico.

Los astures entendemos el fenómeno de los Caminos Jacobeos, desde la vertiente de explotación comercial y turística, de una forma «peculiar» y para ejemplos basta exponer que por ejemplo en Villaviciosa, cruce de Caminos, pues esta localidad carece de Albergue, más allá de la Escuela de Sebrayu,a 5 km de Villlaviciosa, equipamiento sin servicios complementarios, por no hablar del albergue de Valdediós, el resto de alojamientos se concentra en Maliayo y alrededores y son apenas conocidos, con una incipiente oferta privada de alojamiento un tanto reconvertida, que suple el tirón que está teniendo tanto el Camino del Norte como el Primitivo.  

En la página de los Amigos del Camino de Santiago desde Asturias, tenéis la reseña de los existentes, aunque mucho ni se conocen ni parecen en las guías, y les faltaría un empujón para estar en línea con la demanda que esta ya en marcha y la que viene.

Gijón apenas si ofrece soluciones alberguistas, unas plazas en bungalows en un camping en Deva, a 4 km de la ciudad.

Por otro lado, cuando uno analiza el Camino Primitivo, y el trazado que este hace a través de variados concejos astures, uno pronto adivina las velocidades, las premisas y las premuras de unos y otros concejos y sectores empresariales, a veces un tanto ajenos con relación al fenómeno jacobeo, que empieza su ascenso, y que supongo que se mantendrá durante unos 5 o 6 años, y luego soy de la opinión que se estancará.

Y así, realizando un analisis somero y superficial, tenemos Concejos como Grado, con un albergue de pocas plazas, curiosamente atendido por una señora extranjera que no entiende bien el castellano (supongo que es una cuestión accidental) , pero el Concejo tiene su  base en la  actividad comercial, como son sus grandes feriales semanales.

Lo mismo sucede con Salas, donde hay instalada importante industria fabril lechera, y los mismo se reproduce con concejos como Grandas de Salime, que su PIB reside en otros puntos diferentes a lo que pudiera ser Concejos como Pola de Allande o Tineo, que nos tienen esas apoyaturas, como un nuen museo, o o un gran embalse, y por tanto estos concejos más ruralizados y con gran extensión geográfica  tienen que tirar de otros sectores, y son los que para mí están entendiendo muy bien el trasiego de gentes por sus tierras, y que además se están actualizando y apostando fuertemente.

Digamos que el resto de Concejos tiene esto, del jacobismo, como algo pasajero y por tanto no se especializa y tanto más le da alojar a los peregrinos en un albergue minúsculo, en una pensión o en un piso patera, o pedirle 40 E por unas habitaciones de lujo pensadas para otro publico.

¿ASTURIAS COMO CORTOCIRCUITO JACOBEO?

Asturias fue según los cronicones de la época , capital de los Caminos y las peregrinaciones  para venerar la gran colección fr reliquias, pero a decir verdad e de indicar que las crónicas de los viajeros no nos dejan en buen lugar en cuanto las alberguerías de cada momento, y de cada localidad, aunque también es cierto que ha habido viajeros, y localidades muy diversas en esto de entender el Camino, desarrollarlo y explotarlo.

Lo que he apreciado durante el trayecto que ahora he realizado,  es que Galicia apuesta por marcar sus territorios jacobeos desde un concepto: periférico-centralista, definiendo las directrices de obtención de la carta magna de la peregrinatio, (La Compostelana) pues es consciente que para Galicia el Camino Jacobeo, es una industria importantes centralista y periférica, sin embargo para otros territorios como los astures, bien parece, que el Camino no  es una prioridad, cuando no deja, a juzgar por algunos comportamientos en un estorbo.

El caso asturiano es significativo,pues no opera bajo ese concepto de periferia centralidad; al menos  Oviedo no parece ejercer esa centralidad integral, peregrina-turística, pues hay muchos peregrinos que obvian la variante ovetense, y se dirigen directamente a Gijón, obviando todo un conjunto conceptual de OViedo como punto de arranque y visita inefable..

Tal vez el famoso libro blanco del Jacobeo asturiano, debiera haber estudiado este tema, y proponer alternativas para potenciar el eje tradicional Villaviciosa-Oviedo, y dejar como muy secundario  el eje  de la Costa, que desde Maliayo se va directamente a Gijón.

Tal vez habría que haber estudiado algunas alternativas, como disponer  de enlaces baratos para peregrinos que abandonaran la costa y luego pudieran cogen la RENFE desde Oviedo a Gijón, y seguir con su Senda Costera, Sería una solución para que Oviedo no perdiera  importancia como  capitalidad jacobea, y pudieran darse mejores opciones para los peregrinos.

Pero hay que ser conscientes de que tenemos un modelo turístico muy concentrado en unos ciertos ejes longitudinaess y ruralizados, y como no, firmemente anclado en una larga apuesta por la calidad y a los imputs paisajísticos y ambientales sustentado  en un interesante ALOJAMIENTO RURAL.

Lo fuerte de esta oferta tan atractiva es que en general está a más 15 o 70 km de los ejes del Camino, como pudieran ser las reservas etnográficas y ambientales como Oscos, Somiedo, Reres, Picos de Europa, etc., y por tanto esa gran oferta asturiana de alojamiento está lejos de poder utilizarse , y  por otro lado la que que existe y es coincidente, pues tiene el handicat de que hay coincidencia  en fechas con la  gran demanda  vacacional española, con lo cual tenemos competencia entre ambo sectores, muy dispares en exigencias y capacidad de gastos y expectativas.

Por tanto, queda por ver si el Camino, tanto Primitivo como el de la Costa, son una prioridad para un acción fuerte por parte de lo institucional y lo empresarial, más allá de las promociones turísticas, puesto que las altas inversiones turísticas en alojamientos y restauración son ideales para una explotación de Turismo Rural como el que se viene  desarrollando  el sector empresarial asturiano, 

¿Pero la demanda que coincide en fechas y estancias,tiene expectativas diferentes ya que una pide calidad habitacional y que está habituada a precios altos, frente a los 6 a 10 Euros por cama en Albergue, y no más allá de 20 Euros en otro tipo de alojamiento.?

Esto es lo que hace a juicio de algunos  empresarios gallegos, que han querido invertir en Asturias con relación al Camino,  no sea rentable invertir en Asturias , dado el coste de la  inversión, salvo que se esté establecido en la zona, o se tengan ya propiedades. etc. Amén de los exigencias y vacíos legislativos en cuanto a instalaciones dedicadas a los «peregrinos».

Aunque caben cosas interesantes, como la apuesta que está haciendo el Hotel-Albergue Palacio de Merás en Tineo. Pero no veo yo al resto de los hosteleros aporytar por soluciones imaginativas, al respecto, al menos la dos aproximaciones realizadas en el Maliayo, se mostraban reacios a esas transformaciones, aunque la demanda obliga.

Pero esa disposición, de hacer del Camino un centro de actuación turístico-empresarial, y las deficiencias en esa concepción se dejan notar en cosas muy básicas, por ejemplo:

En Maliayo,(Villlaviciosa)  centro neurálgico de Caminos,no se pueda comprar ni un solo recuerdo santiaguero, y ya no digo que dichos recuerdos hagan mención a Villaviciosa y el Camino de Norte o de la Costa, etc. Eso, hoy por hoy es una entelequia, si esto sucede en un espacio tan singular como VIllaviciosa, que no sucederá en otras latitudes.

Añadiendo a este tema otra complicación como que algunos sectores empresariales e institucionales, relacionados con , los Caminos Jacobeos, ven a los astures como un factor a modo de cortocircuito, frente al impulso de otras regiones, como Galicia, que se ha blindado en que para conseguir la Compostelana pues se pueda hacer desde el interior de sus fronteras, dejando al pairo a otras regiones menos dinámicas.


Con parte de esas reflexiones marché y algunas otras las fui perdiendo por el camino, y planteando nuevas prospectivas.

Para la próxima entrega: EL CAMINO PRIMITIVO: Oviedo-Grao

Víctor Guerra

sábado, 24 de junio de 2017

Por fin llegamos a Santiago, por el Camino Primitivo

P1150210

Nos fuimos por el Camino Primitivo, desde San Salvador a Santiago, y aunque no resultó duro, cuestión que no esperaba, hacía dos años habíamos hecho el Camino de las Reliquias infinitamente más duro, la pesadez de piernas era tanta, y tampoco los años, que van pasando.

EL tiempo fue un compañero ideal y también un duro adversario, mañanas de plomizas nieblas que pese a la sequía mantienen al Norte verde, , pues las calorinas después de comer eran impresionantes.
Aún así realizamos  ambos dos , Maki y yo, cada uno a su rito y bien entender el Camino de Alfonso II El Casto.  el llamado Primitivo,  que para mi no es otra cosa que una viaje a una de caballo para ver que sucedía en Santiago, pero eso lo iré contando a lo largo de todos estos días.

Desde aquí un saludo a todo los amigos que perdimos por el Camino, porque abandonaron, los que fuimos dejando atrás, y con aquellos que nos reunimos en la Plaza de la Catedral.

Ahora queda la tarea de contar todo ese periplo, de deshacer algunos tópicos y entuertos, y rehacer las vulgatas canónicas , que es tan apasionante  como caminar,  pues en ese caminar se aprenden muchas cosas,

Diploma

Victor  Guerra (VEREDA DE HETERODOXOS)